Zapatero “procurará cumplir” su programa antinuclear con Garoña

El PP pide que el presidente del Gobierno abandone la “ceremonia de la confusión”

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sigue sin despejar cuál será el futuro de la nuclear de Santa María de Garoña (Burgos). En el Senado, esta tarde, ha anunciado que “procurará mantener el compromiso electoral del PSOE”, que proponía cerrar las nucleares al cumplir 40 años de vida, algo que Garoña alcanzará en 2011. El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha avalado que Garoña funcione 10 años más si invierte en seguridad, pero su informe no es vinculante y deja la decisión en manos del Gobierno.

Desde que llegó a La Moncloa, Zapatero ha repetido insistentemente su compromiso antinuclear. Pero, a la vez, eludía hablar sobre la central más vieja y pequeña de España, Garoña. Siempre alegaba que había que esperar el informe del CSN, pero el dictamen fue aprobado el viernes. Por eso la pregunta del portavoz del PP en el Senado, Pío García Escudero, ha generado mucha expectación. Escudero ha pedido al Gobierno que abandone “la ceremonia de la confusión” que reina en el PSOE sobre Garoña y que prorrogue la vida de la planta.

Sin embargo, la respuesta de Zapatero fue ambigua. Primero pareció que cumpliría el programa elctoral: “Mi primer compromiso es cumplir el programa y con los ciudadanos”. El programa anunciaba el cierre de las nucleares conforme cumplieran su “vida útil” y el presidente del Gobierno ha dejado claro que eso ocurrirá dentro de dos años. Es relevante porque un sector del PSOE y el CSN sostienen que el concepto de “vida útil” no es ese, sino que es el tiempo en el que una central puede funcionar de forma segura. Pero tras aludir al programa, Zapatero añadió que también “tendrá en cuenta” y “ante todo, la seguridad de la central, más aún al ser de primera generación y que se empezó a construir en los años sesenta del pasado siglo”. También analizará la “seguridad de suministro”, ya que Garoña produce “un 1,4% de la electricidad de España” y “el criterio general de apoyo a las energías limpias y menos costosas que sustituyan a las nucleares”. Con todo esto, Zapatero concluye: “Procuraremos mantener el compromiso electoral”.

Cuestión de competitividad
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha considerado “un paso positivo” la prórroga de diez años que el Consejo de Seguridad Nuclear ha concedido a la central nuclear de Garoña, en Burgos, porque su cierre supondría una pérdida de energía, competitividad y empleo para España. Sánchez Galán, que presentó en Valencia la asamblea general de Iberdrola Renovables, que se celebra por primera vez en esta ciudad tras el cambio de sede social, defendió la producción de energía nuclear ya que España compra fuera el 85% de la energía que consume y además supera en un 60% las emisiones de CO2 marcadas por el Protocolo de Kioto.

“No podemos permitirnos renunciar a centrales nucleares seguras: sería un error que pagaríamos con la pérdida de energía, competitividad y empleo”, aseguró. Sánchez Galán explicó que en el mundo existen 500 reactores nucleares y el de Garoña ocupa el puesto número 34 en seguridad. También que el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ha prorrogado el permiso de producción a dos centrales nucleares similares a las de Garoña hasta los 60 años. El presidente de Iberdrola aseguró que otros países como Francia u Holanda también están haciendo lo mismo. “No podemos caer en errores del pasado: los que los cometieron ahora se han arrepentido”, previno.

Vía | elpais.com