Viveristas de Elche se agrupan para que las palmeras obtengan la marca ´de calidad´

En periodos de recesión y crisis como el actual, es cuando hay que agudizar el ingenio. Al menos esto es lo que han pensando once empresarios de Elche dedicados al cultivo y comercialización de palmeras e integrados en la Asociación de Viveristas de la Provincia de Alicante. Las empresas ilicitanas Urbapal, Viveros de Moi, Viveros Iris, Viveros Villa Molar, Plantas Mediterráneas, Elche Ornamentales, Planta Viva, Viveros Elche, Santiago Páez ,Viveros Valerio e Hijos y Viveros Ferriól se han unido y creado un “atria”, es decir, una agrupación de trabajo integrado cuyo objetivo último es conseguir una marca de calidad para sus productos, según explica Isabel Antón una de las responsables de la iniciativa.
“Se trata de un plan que está asesorado por la Conselleria de Agricultura donde todos los participantes, aúnan opiniones sobre técnicas de cultivo, comercialización o innovaciones para ir todos juntos y conseguir un sello de calidad para las palmeras de Elche y darle un valor añadido”, señala Isabel Antón.
También se pretende trabajar contra el mayor problema que les afecta directamente como es la plaga del picudo. Además de la creación del grupo de trabajo, ha sido contratado un técnico independiente para vigilar el trabajo que se hace en cada vivero y “si no hacen las cosas bien, se le expulsa”, explica Antón.
Los integrantes del colectivo pretenden conseguir que exista en los mercados “confianza” hacia las palmeras de Elche y que se puedan adquirir “tranquilamente porque están sanas”.

Producción
Los cultivos de los viveristas de Elche incluyen, entre otros, al menos diez variedades de palmáceas. Las más conocidas son canariensis, dactylifera, washingtonia robusta, chamaerops excelsa y humillis o arecatrum romanzoffianum.