Un plan busca que el Parque Natural de El Hondo sea un motor económico para el sur de la provincia

Turismo y Medio Ambiente. El reconocimiento que tiene El Hondo a nivel internacional por sus valores ambientales, contrasta con el desconocimiento que sufre en el territorio donde se sitúa. Un plan promovido por Riegos de Levante que prevé la regeneración y promoción del ecoturismo en la zona humeda, puede significar un antes y un después.

Sin agua no hay vida. Por lo tanto, sin agua el Parque Natural de El Hondo no tendría valor ambiental alguno y con casi toda seguridad sería un erial salino. Esta es la principal cuestión que trata de resolver el anteproyecto del “Plan de Desarrollo Sostenible” de la zona protegida, elaborado por la Comunidad Riegos de Levante Margen Izquierda del Segura que cuenta con el apoyo de la Generalitat Valenciana.
Garantizando los aportes hídricos, provenientes exclusivamente del río Segura y los azarbes de drenajes de la huerta tradicional del Bajo Segura los problemas de El Hondo prácticamente estarían resueltos, tanto en lo concerniente a su conservación como a la agricultura.
Los objetivos del plan son acabar con el alto déficit hídrico, que lleva consigo la pérdida de hábitats, y reducir sus contaminantes. También la regeneración ambiental general y en especial del hábitat de la cerceta pardilla, una especie de pato “en situación crítica”. De ahí, que el plan se denomine “Laguna Rosseta”.
Otro fin es el desarrollo del turismo sostenible y la generación de empleo no solo en el parque natural sino en toda el área que lo circunda y que incluye el Baix Vinalopó y la Vega Baja.
“El Hondo no se puede entender sin el Segura; sus dos embalses dependen únicamente para su llenado del río y de sus azarbes, y esto solo se da cuando se producen grandes lluvias”, indica el biólogo de Riegos de Levante, José Antonio Sánchez.
De ahí, añade, uno de los puntos que se incluye en el plan es conectar los azarbes del Convenio, de Riacho y Pineda, cuyas aguas van ahora al mar, con el canal principal que toma el agua del Segura, desde Guardamar y la lleva hasta los embalses. Debido a que acabar con el déficit hídrico de El Hondo es complicado, al ser el Segura un río con un régimen irregular de caudales, el documento da una solución al agua con la construcción de un dique de tierra en el embalse de Poniente que posibilitará, que una parte del mismo cuente permanentemente con una lámina de agua. Precisamente, este lugar es uno de los más degradados del parque y presentaba un hábitat ideal para la reproducción de una de sus “joyas”, la cerceta pardilla. Este año se han localizado siete parejas reproductoras de esta especie. En 1991 los censos detectaron más de 200 parejas, señala el biólogo de Riegos de Levante
Una vez solucionado el tema del agua, el plan entra de lleno en su puesta en valor con actividades de desarrollo sostenible y ecoturismo. Se preve un recorrido, cuyo punto central será la lámina de agua delimitada por el dique de tierra. El circuito será peatonal con 1.700 metros de longitud, acuático con 4.000 metros y el que discurrirá en tren también tendrá 4.000 metros. “En este recorrido se podrá observar sin dificultad más de medio centenar de aves en su entorno natural y en una naturaleza pura”, asegura el biólogo que explica que en el parque natural hay identificadas 170 especies diferentes de aves, y en el periodo de invernada (otoño-invierno) se han llegado a censar hasta 30.000 ejemplares. En la laguna delimitada por el dique se crearán, aprovechando los sedimentos del lugar, diez islas que servirán como zona de nidificación para las distintas especies. Otras dos isletas más, tendrán unas características especiales para facilitar el anidamiento de otra especie, el flamenco. Estas serán alargadas, de poca altura y sin vegetación, señala Jose Antonio Sánchez. Únicamente en dos ocasiones, en la década de los 90, los flamencos se reprodujeron en el Hondo, una vez con 500 parejas nidificantes y otra con 300.

Plan de visitas de escolares para el próximo curso
Al margen del proyecto ecoturístico y de regeneración del El Hondo, la entidad propietaria de los embalses de riego que conforman el Parque Natural, Riegos de Levante Margen Izquierda, pondrá en marcha un proyecto para dar a conocer, a partir del próximo curso, los valores ecológicos de este espacio entre los escolares del Baix Vinalopó y la Vega Baja. “El Hondo es el gran desconocido a pesar de su valor internacional y hay que cambiar esta situación”, señala el portavoz de Riegos de Levante, Ángel Urbina. Por ello, dijo, se van a iniciar una serie de contactos con los colegios de las dos comarcas, y sus ayuntamientos para promocionar las visitas de escolares a El Hondo, donde estarán acompañados por nuestro biólogo.