Un incendio arrasa cerca de 12 hectáreas de carrizo y palmeras en el parque de El Hondo

Cerca de cuatro horas invirtieron ayer los bomberos en sofocar un espectacular incendio que se declaró en el parque natural de El Hondo en torno a las 15 horas. Alrededor de doce mil metros cuadrados de un huerto de palmeras y carrizo que quedaron completamente arrasados por las llamas que alcanzaron una altura de varios metros.
La envergadura del incendio obligó a desplazar a la zona todos los efectivos disponibles del parque comarcal de Elche, una bomba rural pesada de Almoradí, la brigada y la autobomba de Tibi y el helicóptero de emergencias con una dotación helitransportada compuesta por ocho efectivos.
En total trece bomberos, tres cabos y un sargento compusieron un dispositivo que tuvo que emplearse a fondo para acabar con el fuego y que dio por concluidas las tareas de extinción en torno a las siete de la tarde. Asimismo, hasta el lugar del siniestro se trasladó la brigada rural de emergencias de Biar para colaborar también en la extinción del fuego.
Además, varios bomberos de guardia de otros parques de la provincia tuvieron que desplazarse hasta Elche para hacerse cargo de las emergencias durante el tiempo que todos los efectivos ilicitanos permanecieron en El Hondo.
El incendio, que podría haber tenido su origen un descuido en una de las quemas controladas que los agricultores hacen en la zona, se produjo en el entorno de la carretera de San Felipe Neri, junto al antiguo albergue de Riegos de Levante.
Algunos de los bomberos que participaron en la extinción del incendio explicaron que el fuego se propagó con gran rapidez, ayudado por el viento que soplaba en la zona por la tarde, y que una vez que llegaron hasta el lugar del siniestro encontraron una enorme extensión de terreno de carrizal y palmeras completamente en llamas con ejemplares de hasta 15 metros de altura ardiendo y que se asemejaban a una gran bola de fuego.
De hecho, testigos del siniestro aseguraron que la extensión en llamas parecía “el mismo infierno” y que precisamente por ello fue necesario un gran despliegue de medios humanos y materiales.