Un antiguo canal de riegos se usará como colector de aguas en el Pla

> Las obras que Aigües d’Elx lleva a cabo en la calle Pedro Juan Perpiñán acabarán a mediados de enero, con un mes de adelanto.

La calle Pedro Juan Perpiñán, uno de los principales ejes viarios del barrio del Pla, está en obras desde hace unas semanas. La empresa mixta Aigües d’Elx está llevando a cabo unas obras para la mejora de la captación de aguas pluviales y su canalización hacia el cauce del río Vinalopó.

El proyecto consiste en la ejecución de 14 baterías de imbornales en la mediana de la vía y 164 metros lineales de rejilla de recogida de aguas pluviales en los cruces de las calles. El presupuesto asciende a 171.562 euros y el plazo de ejecución estaba previsto en tres meses, por lo que las obras debían finalizar a comienzos del próximo mes de febrero. Fuentes de la empresa encargada de los trabajos señalaron que las obras marchan a «muy buen ritmo» y que se adelantará el término de las obras, que podrían estar acabadas a mediados de enero.

Un acuerdo entre el Ayuntamiento y la Comunidad General de Riegos de Levante permitirá utilizar el viejo canal en desuso que transcurre por el subsuelo, como conducción para llevar las aguas de lluvia hasta el cauce del río. Sempere expresó el agradecimiento municipal a la entidad por esta cesión.

Mucho tráfico
La concejal de Aguas, María Teresa Sempere, visitó ayer los trabajos y manifestó que no se comenzó esta intervención «hasta que estuvo acabada la actuación en la circunvalación sur, ya que se trata de una avenida con mucho tráfico». Añadió que para acelerarlo «se está trabajando incluso en fin de semana, por lo que las obras marchan a muy buen ritmo y finalizarán antes de lo previsto».

Las obras causan algunas molestias a los conductores que utilizan la vía y las calles transversales, pero aparte de retenciones puntuales, no ocasionan problemas graves.

Sempere destacó que con esta intervención «se solventarán, prácticamente al 100%», los problemas de evacuación de pluviales en esta zona. La concejal de Aguas anunció que después de las fiestas de Navidad y en esta misma zona de la ciudad, el Sector V, se tiene previsto actuar en la Avenida de Labradores, una intervención que consistirá en la ejecución de imbornales y la instalación de un colector de 1.000 mm, con una longitud de 770 metros lineales, y cuyo presupuesto ascenderá a 746.692 euros.

Vía | laverdad.es