Soler busca incluir la reforma de la ladera en otro plan estatal

IDEAS CON IMPACTO AMBIENTAL
Dos proyectos de Alicante, dos de Madrid y Barcelona, y uno de Elche quedan finalistas entre los 30 presentados.

El alcalde de Elche, Alejandro Soler, anunció ayer que la reforma integral de la ladera del río Vinalopó es un proyecto que se va a incluir en el nuevo plan E del Gobierno central para el año 2010, por lo que el objetivo es empezar el próximo ejercicio con la adecuación de este entorno verde. El alcalde calificó ayer de “emblemática” una iniciativa que “permitirá la conexión entre barrios”.

El jurado del concurso de ideas encargado de seleccionar el proyecto que se aplicará en esta reforma de la ladera del Vinalopó se reunía ayer para elegir los cinco proyectos finalistas de entre los 30 que se han presentado al Ayuntamiento. En una próxima reunión, a la que se invitarán a representantes de la Confederación Hidrográfica del Júcar, se elegirá al proyecto ganador.

Los cinco proyectos que pasan a la fase final son los siguientes: “Tatuaje”, de Ignacio Lliso (Madrid); “El valle trenzado”, de Francisco Leyva (Alicante); “Eco-Acequia”, de Jordi Serranía (Alicante); “Cauce verde”, de Ana Coello de Llobet (Barcelona) y “Cómo montar un ecoacceso”, del ilicitano Gerardo Sánchez.

Todos estos proyectos finalistas, según aseguró Alejandro Soler, mantienen unos parámetros de propuestas muy similares y en la línea de mejorar las condiciones de accesibilidad a la ladera, mejorar también todos los espacios verdes ajardinados, diseñar nuevas conexiones entre los dos márgenes del cauce y entre los barrios, así como definir nuevos usos deportivos, culturales y de ocio.

Pequeñas cafeterías
Entre los usos propuestos también figura el relacionado con la hostelería, si bien no puede pensarse en el montaje de establecimientos de grandes dimensiones. Más bien, al contrario.

Así, según se explicó al término de la reunión que mantuvo el jurado en el Centro de Congresos, para este tipo de dotaciones se preestablece una franja no superior a los 800 metros cuadrados para acondicionar este servicio que debe quedar integrado en el entorno y no romper con la estética medioambiental.

La actuación en la ladera comprende una zona de casi tres kilómetros de longitud que va desde el puente del Bimilenari al puente de la Generalitat. Los representantes del jurado aludieron ayer a la gran variedad y diversidad de propuestas y soluciones recogidas en los distintos proyectos presentados.

Respecto al modo en el que se buscará conectar a barrios como el de Casablanca con la zona centro o El Raval, ni el alcalde ni los miembros del jurado desvelaron ayer muchos detalles, si bien comentaron que la ladera se configurará como una trama urbana que propiciará esta conexión, mejorando, sobre todo, los accesos desde las partes más altas de la ciudad.

Vía | diarioinformacion.com