Serrano retira su candidatura de El Canal pero seguirá al frente de Riegos de Levante

El empresario Javier Berenguer asegura que sólo con los votos delegados su lista había obtenido 800 avales más que la del otro aspirante

La Comunidad de Regantes El Canal, que aglutina a 6.483 regantes y 8.200 hectáreas, comenzará a escribir a partir de ahora una nueva página de su historia después de que el que ha sido su responsable en las últimas dos décadas y, al mismo tiempo, presidente de Riegos de Levante, Manuel Serrano, haya decidido retirar su candidatura para las elecciones que celebra mañana la entidad, que por primera vez en 20 años ha contado con dos candidaturas. Serrano ha dejado el campo libre a la lista encabezada por el empresario Javier Berenguer. Sin embargo, la cosa no queda ahí. Y es que Serrano, que la semana pasada anunció que, en caso de no obtener el respaldo de los comuneros, se “replantearía” su futuro en Riegos de Levante, también ha dado marcha atrás en este caso y ha hecho pública su intención de agotar su mandato en la comunidad general.

En cualquier caso, las motivaciones que le han llevado a este anuncio difieren. Así, mientras desde la candidatura de Javier Berenguer se atribuía esta decisión a los 800 apoyos más que habían obtenido en los votos delegados respecto a la lista de actual responsable, desde el entorno cercano a Serrano se incidía en que es necesario que se dedique de forma exclusiva a Riegos de Levante y a la negociación de los planes de cuenca.

No en vano, desde Riegos de Levante, se argumentaba que “Manuel Serrano no se presenta a las elecciones de El Canal para dedicarse de forma exclusiva a la comunidad general hasta 2015, porque es ahora cuando se están negociando los planes hidrológicos, es ahora cuando se están defendiendo los intereses de todos los regantes desde Orihuela hasta Mutxamel, porque es un negociador puro, y, además, porque es el vicepresidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura”.

Además, explicaban que, en la decisión de no presentarse a la reelección en El Canal ha pesado el reciente fallecimiento de uno de sus hombres de confianza, Gaspar Martínez Oliver, que era vicepresidente de la entidad, a lo que se une, según explicaron, “la presiones que ha recibido por parte de las administraciones autonómica y estatal y de los regantes para que continúe a frente de Riegos de Levante, sobre todo del vicepresidente del Consell, José Císcar”. Finalmente, desde Riegos de Levante afirmaron que la decisión se tomó el lunes por la noche, aunque no se comunicó oficialmente hasta ayer por la mañana.

Por su parte, Javier Berenguer, que no quiso entrar en las motivaciones que habían llevado a Manuel Serrano a retirar su candidatura, sí explicó que, hasta el miércoles por la tarde, su equipo estuvo comprobando las delegaciones de voto de las dos candidaturas, lo que puso de manifiesto, según detalló, que, mientras la de su oponente en las urnas había recabado 2.300 apoyos, la suya había alcanzado los 3.100. En esta línea, el futuro presidente de El Canal afirmó que “era previsible que la gente se iba a volcar en estas elecciones, porque, en los últimos 20 años, siempre se había presentado una única lista”.

Paralelamente, se reafirmó en su intención de dar más transparencia a la entidad, “tal y como nos han pedido los regantes”, según subrayó, y avanzó que el primer paso, una vez que sea proclamado presidente, “será analizar las cuentas de la comunidad y ver qué fórmulas encontramos para que estén perfectamente informados de todo lo que ocurre”.

Respecto al futuro de Riegos de Levante, Berenguer no quiso entrar a valorar esta cuestión y mucho menos se pronunció sobre la continuidad de Serrano, pese a que en algunos sectores del Camp d’Elx presagiaban que el episodio que ha tenido lugar en los últimos días iba a tener consecuencias para la comunidad general.