Se aprueba un trasvase semestral de 228 hm3

La Comisión de Explotación del Trasvase Tajo-Segura autorizó ayer en Madrid el trasvase de hasta 228 hectómetros cúbicos de agua para el próximo semestre, de los que 146 serán para regadíos y el resto, 82, para abastecimiento humano.
Esta autorización tiene su trascendencia. Para empezar, los agricultores de la provincia van a tener garantizados los recursos hídricos de cara al verano y, por tanto, van a poder planificar su trabajo. De este modo, aunque reaparezca la sequía, los campos de la provincia y sus regantes -unas 50.000 hectáreas y 30.000 comuneros- dispondrán de agua.
El nuevo trasvase aprobado es para el periodo comprendido entre el 1 de abril y el 30 de septiembre, y esto supone otra de las cuestiones a tener en cuenta: desde hacía al menos dos años no se daba luz verde a un trasvase de seis meses. Lo habitual es que las autorizaciones se dispongan cada tres meses.
Esto satisface a los regantes. “Estamos contentos. Los regantes lo agradecemos porque tenemos garantizado todo el riego del verano”, según manifestó ayer Ángel Urbina, portavoz de Riegos de Levante, una comunidad que aglutina a 20.000 agricultores que trabajan 35.000 hectáreas en la provincia, desde Orihuela hasta Mutxamel.
El portavoz recalcó por otra parte que los 228 hectómetros cúbicos autorizados ayer “es lo máximo que marca la ley”, y aunque indicó que en el anterior trasvase trimestral no se concedió todo lo que se pedía por parte de los agricultores del sureste español, con el de ayer los comuneros se muestran contentos.

“Sensibilidad” del Gobierno
El tercer gesto a tener en cuenta que lleva implícito este nuevo trasvase es que en Almería, Murcia y Alicante se considera que el Gobierno, tras los contactos de los últimos meses para llegar a un acuerdo entre todas las partes, incluida Castilla-La Mancha en lo concerniente al Plan Hidrológico del Tajo, ya ha empezado a ser “sensible” con las demandas de sus regantes. “El ministerio empieza a atender el Tajo-Segura”, apuntaba ayer Urbina quien, por otro lado, recuerda que “media España está inundada y sólo faltaba agua para este trasvase”.
El agua disponible para regadíos se trasvasará desde los embalses de la cabecera del Tajo (Entrepeñas y Buendía) en función de la demanda, según informó ayer el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.
La directora general del Agua, Liana Ardiles, que presidió la reunión, valoró el esfuerzo entre todas las partes para alcanzar estos acuerdos, e insistió ayer en la necesidad de lograr el máximo ejercicio de ahorro en el uso del agua.
El ministerio ha constatado también que las aportaciones registradas en los embalses de cabecera del Tajo, a consecuencia de las lluvias caídas en la segunda mitad del mes de marzo, han roto la tendencia desfavorable de los últimos meses.
De ese modo, aunque se sigue manteniendo la situación de alerta (nivel 2), se cuenta con reservas suficientes para atender las demandas de los próximos meses.
La Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura está integrada por representantes de la Dirección General del Agua, de las confederaciones hidrográficas del Tajo, Segura, Júcar y Guadiana, del ministerio y de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla, así como por representantes del Ministerio de Fomento y de las direcciones de Agua de Castilla-La Mancha, Murcia, Comunidad Valenciana, Madrid, Andalucía y Extremadura, junto a representantes de los regantes.

De Cospedal dice que el memorándum sobre el Tajo-Segura ´no debe preocupar a nadie´

La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, aseguró ayer que la firma del memorándum de entendimiento del Tajo-Segura entre la Comunidad Valenciana, Murcia y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente “no debe preocupar a nadie” porque se trata de la realización de estudios sobre el río y lo que debe de ser su aprovechamiento.
Cospedal añadió que a ella lo que le preocuparía es que en el borrador del Plan de la Cuenca del Tajo publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) no apareciera Talavera y tampoco la reserva mínima estratégica de 400 hectómetros cúbicos en cabecera para Castilla-La Mancha, que “casi duplica la que había antes”.
La responsable autonómica dijo que “en 30 años nadie hizo aquí nada para garantizar en la región el agua, aunque se insultó mucho, se hizo bastante política, demagogia, campañas electorales, pero nada se hizo, aunque ahora hemos hablado menos y hemos trabajado más con este resultado”, sentenció.
Asimismo, dejó claro que el plan de cuenca “tiene la vocación de tener un rango que está por encima de cualquier otra cosa”, si bien se incluirá dentro del Plan Hidrológico Nacional (PHN), que llevará a cabo el Gobierno de España, para garantizar el agua en el país y, por primera vez, en Castilla-La Mancha.
Cospedal lamentó que cuando se conoció el borrador hubiera “algunas voces” que lo calificaron de “algo histórico” y luego lo criticaran por el hecho de que sea un logro de un Gobierno del PP, por eso le gustaría que otros partidos que no están gobernando se den cuenta de la importancia del agua para los usos agrícolas e industriales para el desarrollo de la región.
Por su parte, el vicepresidente del Consell valenciano, José Císcar, explicó ayer que Castilla-La Mancha no firmará el memorándum “por una razón muy sencilla”, que el trasvase es competencia del Estado y no de la comunidad. No obstante, destacó que lo importante es que esta región “estará en la comisión de trabajo” que se cree tras la firma.
Císcar recordó que el documento que firmarán en breve el Ministerio de Agricultura, Murcia y la Comunidad Valenciana, “contiene una declaración donde se dice que el trasvase Tajo-Segura es de interés estratégico para el Estado” y remarcó que “es la primera vez que un Gobierno de España suscribe una declaración tan contundente”.

Críticas del PSOE
Por su parte, el portavoz del grupo parlamentario socialista de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, indicó ayer que no sabe “a qué juega De Cospedal” , e indicó que “no debería consentir” que se firme el memorándum y “menos declaraciones del Levante”, en referencia a las manifestaciones de la Generalitat Valenciana que asegura que Castilla-La Mancha no firmará este documento “porque no tiene competencia”. Martínez añadió que “hay gente que se piensa que la cabecera del Tajo es un afluente del Segura. Las aguas tienen que volver a su cauce que es el del Tajo, hay que trabajar mucho para que se dé marcha atrás y para que no se firme el memorándum. Puede ser la hipoteca perpetua y definitiva para el río”, advirtió el también secretario general del PSOE de Cuenca.