Recogen firmas contra el centro educativo de gestión privada

JEX009LO001221521.jpgLa AMPA del CEIP Clara Campoamor ha iniciado una campaña de recogida de firmas para oponerse a la cesión de terrenos que está tramitando el Ayuntamiento para la construcción de un Centro de Iniciativa Social (de gestión privada y con aulas desde Infantil a Bachillerato), junto al colegio, en la zona de expansión de Altabix, en concreto en la avenida de la Unesco. A la recogida de firmas se ha sumado la federación de asociaciones de padres FAPA Elx, que reclama que esos 12.000 m2 de terreno municipal no se cedan durante 75 años a la empresa que construya el centro, tal y como ha planificado la Conselleria de Educación.
La AMPA solicita que se retome el proyecto anunciado y esperado durante más de una década de Instituto de Educación Secundaria público para el barrio. “Somos el barrio con más crecimiento de población escolar, lo que ha llevado a que se reclamara y se consiguiera por parte de los vecinos la construcción de dos colegios, con más de 1.600 alumnos; y la primera promoción saldrá en 2014-2015 para entrar al instituto”. Ahora, sostiene la AMPA, los jóvenes del barrio tendrán que ser repartidos por los institutos de toda la ciudad mientras una empresa explota un centro educativo privado con oferta de Secundaria.
Sin embargo, según han venido explicando el Ayuntamiento y la Conselleria, el CIS será un centro público pero gestionado durante 75 años por la empresa que lo construya. Eso da pie a la FAPA Elx a considerar que el proyecto “significa que los ilicitanos le regalamos terrenos a una empresa durante 75 años, ellos invierten cuatro millones de euros, construyen el centro y después será con nuestros impuestos que la Conselleria pagará al profesorado, personal, alquiler o amortización del propio edificio”. El negocio es redondo, dicen, y lo pagan los ciudadanos para que se lucre una empresa: “Es un abuso y un despropósito”.

Vecinos
La Federación de Asociaciones de Vecinos Dama de Elche también se ha posicionado en contra de la cesión de terrenos públicos municipales “para llevar a cabo negocios privados”. Recuerda la cesión de suelo a la Escuela Federativa de Golf (“para la que no existe una demanda en la ciudad”) y del Palacio de Justicia, que ahora ocupa la Universidad CEU. En contraposición, lamentan “el abandono de infraestructuras públicas”.
La Federación sostiene que decisiones tan importantes deberían tomarse teniendo en cuenta a la ciudadanía porque “pueden hipotecar por 75 años a los ilicitanos” y recuerdan que el Reglamento de Participación Ciudadana establece mecanismos para consultar a los vecinos.