Piden a la FAO una investigación sobre la pesca en Somalia

> Ecologistas en Acción ha solicitado una investigación a la Comisión Suroccidental de la FAO, para que se analicen los motivos de los actos de piratería realizados sobre la flota pesquera extranjera.

La piratería somalí es muy probable que tenga origen en la sobreexplotación de sus recursos, lo cual no justifica sus actuaciones criminales, así como en la continua situación de inestabilidad política que sufre el país, en la que tanto Occidente como los Señores de la Guerra, juegan un papel de gran relevancia.

Si se analizan los datos, se observa que en 1990, antes de la caída del régimen de Siad Barre, la pesca en Somalia aportaba el 2% del Producto Interior Bruto nacional y la agricultura un 50% (FAO, 2008). Además, según el Grupo de Supervisión para Somalia (GSS) de la ONU, la pesca era una de las fuentes principales de ingresos, generando alrededor de 20 millones de dólares anuales, unas 300.000 toneladas de pescado y 10.000 toneladas de marisco, incluidos atún, tiburón, langosta y camarón, que tienen fácil exportación (ONU, 2005).

Además, el GSS ya alertó en el año 2007, que existía una continuada sobreexplotación de los recursos pesqueros de la Zona Económica Exclusiva (ZEE), que corresponde al Estado somalí, por parte de navieras pesqueras internacionales.

En este mismo sentido, la propia Comisión Europea estima en un informe emitido en el año 2007, que más del 50% del total de las capturas en Somalia, Liberia y Guinea Conakry son practicadas de manera ilegal.

Por todo ello, Ecologistas en Acción, considera que el problema de la piratería en Somalía, es, también, un problema de Soberanía Alimentaria, Deuda Ecológica y Solidaridad entre pueblos. Por este motivo, la organización ecologista, ha emitido una carta solicitando un estudio independiente a la Comisión Suroccidental para las Pesquerías del Océano Índico (SWIOFC, siglas en inglés) de la FAO, que analice el origen, situación actual socioeconómica, una evaluación general de los ecosistemas y pesquerías de la zona, así como el impacto de la flota extranjera.

Asimismo, Ecologistas en Acción insta a la Unión Europea a que realice un profundo análisis de las pesquerías de los mares de Europa, aprovechando la actual revisión de la Política Común de Pesca (PCP), que culminará en el año 2012, a fin de que reestructure su flota, con el principal objetivo de acabar con el despilfarro de los recursos marinos, la situación de sobrepesca que sufren la mayor parte de las especies marinas de interés pesquero y, la pérdida de biodiversidad a la que han sido sometidos sus caladeros, tal y como reconoce el Libro Verde de la Reforma de la Política Común de Pesca. Todo ello, con el fin de que abandone paulatinamente su presencia masiva a través de la pesca industrial en la mayoría de caladeros de todo el mundo.

Desde Ecologistas en Acción, advertimos a la Comisión Europea y al Gobierno español, que la única forma de garantizar la subsistencia de la industria pesquera europea es apostando por una industria de estructura familiar, cooperativista, de conocimiento ecológico sobre los ecosistemas, hábitats y poblaciones que desarrollan su actividad.

Para la organización ecologista, en este momento en el que hemos llegado a la mayor población con hambre en el mundo, la soprepesca de los países del Norte en los bancos pesqueros de los países del Sur, resulta un acto de injusticia e inmoralidad que debe frenarse inmediatamente.

Relacionado | Los verdaderos piratas | Pesca industrial y soberanía marítima: ¿piratas o patriotas?

Vía | ecologistasenaccion.org