Permuta de terrenos para el Hotel de Arenales

P1180119

Foto: Kaco Tortosa

Margalló-Ecologistes en Acció solicita una permuta de terrenos para liberar el terreno de dominio público marítimo-terrestre ocupado por las ruinas del Hotel de Arenales

Recientemente se hizo público que la empresa interesada en reconstruir el Hotel de Arenales afirmó que el Ministerio de Medio Ambiente les ha autorizado para ejecutar la “restauración” del citado edificio.

En primer lugar, cabe destacar que un edificio en ruina técnica y económica no requiere una restauración, sino una reconstrucción por fases. Ahora bien, desde Margalló-Ecologistes en Acció se deducen los beneficios económicos y de empleo que este establecimiento podría generar, pero por el contrario, esta asociación considera que existen graves perjuicios para la ciudadanía y el medio ambiente, que sería necesario recalcular antes de conceder licencias y autorizar obras; entre ellos:

Privatización del Dominio Público Marítimo-Terrestre. Las playas son de la ciudadanía y no de constructoras, ni de empresas hosteleras, el litoral no puede ser objeto de negocio porque es patrimonio de todos y tenemos la obligación de “conservarlo”. Es de dominio público, porque tiene como base la seguridad de los bienes y las personas.

Modificación a la carta de la Ley de Costas. Cabe recordar que hasta la reforma de la Ley de Costas por parte del Partido Popular, este edificio y los que están al mismo lado de la Av. San Bartolomé de Tirajana, se encontraban fuera de la legalidad y solo contaban con una concesión administrativa. ¿Qué hace suponer que de aquí a unos meses no se vuelva a producir otra modificación y vuelvan a encontrarse en situación irregular? El Ayuntamiento, en lugar de autorizar una reconstrucción por fases, debería proponer una alternativa definitiva que evitara los problemas que describimos en este escrito.

Peligro ante el más que previsible aumento del nivel del mar. Este problema no debe ser ignorado por la administración local y central, tienen que ser estas las que desde el primer momento pongan solución, sin esperar a que sean las corporaciones municipales siguientes los que lo resuelvan.

La alternativa debería ser un plan para el abandono y retroceso de las principales infraestructuras presentes en primera línea de costa, en este caso concreto planteamos la posibilidad de una permuta de terrenos. Los principales problemas que nos encontramos en la gestión costera son los de la erosión litoral y el ascenso del nivel del mar debido al cambio climático. En términos económicos esta actuación representaría a largo plazo un coste sustancialmente menor que seguir con actuaciones “ingenieriles” como la construcción de diques, escolleras de protección y rellenos de arena, denominadas por las administraciones como “regeneraciones de playas”, como se ha realizado ya en otras muchas de la provincia.

Tanto la Concejalía de Medio Ambiente como la de Ordenación Urbana deben reflexionar sobre las cuestiones anteriormente expuestas, para tratar de llegar a un fin que beneficie tanto a usuarios de la playa de Arenales, a nuestro medio natural y a esta empresa que trata de volver a poner en funcionamiento el citado hotel.