Orihuela exigirá responsabilidades en el juzgado por los enterramientos de basura

La Confederación dice ahora que se ha enterado de la investigación policial pero no aclara si va a abrir expediente sancionador por los vertidos

 

M. A.

La Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) se dio la semana pasada por enterada de la existencia de vertidos en Orihuela, que están siendo investigados por el juzgado, dentro de una de las ramas del caso Brugal, en el que se trata de descubrir si existieron irregularidades en la adjudicación de la contrata de las basuras. El alcalde, Monserrate Guillén, aseguró que el Ayuntamiento sí ha tomado una decisión, que es la de ser parte en este procedimiento judicial habida cuenta del daño medioambiental que ha sufrido el municipio. “Con el informe que ha elaborado la Policía Local (una patrulla acudió el pasado día 22 a participar en las catas en las fincas de limoneros donde hay cientos de toneladas de residuos enterrados) tengo más que suficiente.

La Confederación Hidrográfica, como también hizo la Conselleria de Territori y Medi Ambiente, apenas se ha “mojado” en este asunto, pese a ser de su entera competencia. El pasado verano, se denunció otro vertido en la misma zona de La Murada, precisamente en las inmediaciones de rambla Salada, un paraje que sí es competencia directa de la CHS y ante el cual, que conste, no investigó absolutamente nada. El escrito que la semana pasada remitió el organismo de cuenca al Ayuntamiento ha sentado casi como a un chiste, “después del tiempo que llevamos denunciando los vertidos y los enterramientos, que haya tenido que venir la Policía Judicial y aún la CHS no haya movido un dedo es algo que no podemos entender”, explicó un miembro del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Orihuela.

Origen
Como ya publicó este periódico, la investigación judicial trata de esclarecer quién, cuándo y cómo realizó un enterramiento de cientos de toneladas de basura y, después, las enterró bajo una fina capa de tierra limpia sobre la cual se han plantado limoneros. Sólo el propietario del terreno aparece en estos momentos como imputado, la investigación trata de esclarecer qué empresa realizó el enterramiento y cuál es el origen de los vertidos, muchos sanitarios, lo que facilitará su localización a través de los registros de serie.

 

Diario “Información”, 03-01-12