Mercedes Alonso insiste en que la recogida diaria de basuras es ” a coste 0″

La alcaldesa de nuestra ciudad persevera  en su intento de vendernos la burra de que Urbaser es una ONG, un caso excepcional de empresa que regala cosas a quien le debe 17 millones de euros. Podía haber aprovechado la buena voluntad y el altruísmo de esta empresa para que perdonara parte de esta deuda, en lugar de demandarle la prestación de un servicio prescindible por cuanto ya era asumido por todos lo ciudadanos. (Nota del editor)

 

 

La deuda de 7 millones con Urbaser, aplazada con la prórroga del contrato

Hacienda negocia con la empresa la posibilidad de abonar los pagos pendientes a partir de 2013 para obtener liquidez
La falta de liquidez municipal y la deuda que arrastra el Ayuntamiento con Urbaser, la empresa encargada del servicio de recogida de basuras y limpieza viaria en Elche, ha llevado al equipo de gobierno a plantear a la concesionaria un aplazamiento de los pagos pendientes, por importe de unos 7 millones de euros, según confirmó la alcaldesa, Mercedes Alonso, gracias a la prórroga de tres años en la contrata que se aprobó en la Junta de Gobierno Local en diciembre, con la que se pretendía, según el acta de la sesión, amortizar la nueva maquinaria que ha adquirido la mercantil.

El equipo de gobierno, con el concejal de Hacienda, Manuel Latour, a la cabeza, ha comenzado ya a negociar con la empresa el posible calendario de pagos, aunque la intención de los responsables municipales es que los abonos de las cantidades adeudadas puedan comenzar a hacerse efectivos a partir del año 2013, junto a las mensualidades ordinarias, según indicó la regidora ilicitana. De esta forma, la prórroga del contrato, que, según recoge el acuerdo de la Junta de Gobierno Local de 2 de diciembre, se hacía para poder amortizar el nuevo material que tenía que adquirir Urbaser con la reorganización del servicio, también se aprovecharía para poder aplazar los pagos y, de esta forma, obtener liquidez, especialmente de cara a la elaboración de los presupuestos para este ejercicio. De hecho, desde el equipo de gobierno anunciaron hace ahora algo más de un mes que la aprobación de las cuentas municipales se tenía que posponer hasta el primer trimestre de este año por el déficit de 10 millones de euros.

En estos momentos, el Consistorio ilicitano tiene pendientes de abono en torno a los 17 millones de euros por el servicio de recogida de basuras y limpieza viaria, aunque la empresa sólo está a la espera de recibir unos 7 millones de euros, ya que de la línea de crédito del ICO se han destinado 3,6 millones a las facturas sin pagar del primer cuatrimestre del año pasado y 82.941 euros a las de anualidades anteriores. Además, la mercantil ha cobrado a través del sistema confirming 6,9 millones de euros.

Alonso indicó que “el anterior equipo de gobierno nos dejó una herencia de 17 millones de euros de deuda por el servicio de recogida de basuras y limpieza, y de 5 millones de euros con Autobuses Urbanos. Por eso, y porque no queremos hacer unos presupuestos ficticios, hemos comenzado a negociar con Urbaser la posibilidad de aplazar los pagos, y ahí entran los tres años de prórroga del contrata”.

Por otro lado, la alcaldesa volvió a incidir en que “la reorganización del servicio, con la recogida diaria de basuras en todos los barrios y pedanías de Elche, el baldeo de calles, las brigadas de acción inmediata o la renovación de los contenedores por otros de plástico no va a tener ningún coste adicional para los ilicitanos, e incluso hemos conseguido un ahorro respecto a lo que se pagaba hasta ahora”. En este sentido, Alonso incidió una vez más en que “todo esto lo hemos conseguido gracias a las gestiones con la empresa”, y puso el acento en que “una cosa es la gestión que se ha hecho, y otra la deuda con la que nos hemos encontrado cuando llegamos al Gobierno municipal”.

La ampliación
La Junta de Gobierno Local aprobó el pasado mes de diciembre la ampliación del contrato -formalizado en agosto de 2000 y con un plazo de ejecución de 16 años- por tres años más. En el acta de la sesión se aludía a la reorganización del servicio, que incluye la recogida diaria de basura, la creación de una brigada de acción inmediata o la limpieza en fiestas y ferias “sin sobrecoste”, según se detallaba, junto a la adquisición de nuevo material -cinco vehículos satélite para el movimiento de los contenedores de carga lateral, dos fregadoras de aceras, cuatro camiones de caja abierta basculante y plataforma elevadora, una máquina quita-chicles y 3.000 contenedores de carga lateral de polietileno-. Paralelamente, se explicaba que por servicios extraordinarios se certificaba un millón de euros, algo que, según el acta, desaparece con la reorganización, y se hablaba del mantenimiento del canon, con la revisión pendiente de agosto de 2011 (del 3%) y la prevista del 2% para septiembre de 2011. Así las cosas, en el documento se apuntaba que, “teniendo en cuenta las inversiones que tiene que realizar la empresa, propone amortizar el material nuevo en ocho años para no encarecer el canon con periodos más cortos”, y añadía que, “por el mismo motivo, la amortización pendiente del material actual se alarga tres años con el mismo objeto de rebajar la cuota de amortización anual”.

Más de 21 millones de canon para 2012
En el acuerdo de la Junta de Gobierno se cita un informe del interventor de 29 de noviembre en el que se detalla que “la modificación que se informa supone también el cambio en la fecha de actualización del canon por el servicio que pasa a realizarse con respecto al IPC interanual del mes de diciembre de cada año”. Además, el informe puntualiza que, hasta ahora, el importe del canon ascendía a 20.294.484,84 euros, “estando pendiente de aprobarse la revisión del IPC correspondiente en el mes de septiembre al 2011, que supone un 3%”. Además, concreta que “el informe del jefe de gestión de Limpieza prevé un incremento del IPC en un 2% en el periodo interanual de agosto de 2011 a 2012”. Así, apunta que “la repercusión de las actualizaciones de estos IPC en el ejercicio 2012 serían ocho meses al 3% y sumándole el 2% desde septiembre a diciembre, que suponen un canon de 21.042.674,82 euros”, y reconoce que “el nuevo canon supone unas mayores necesidades presupuestarias de 545.245,14 euros en el ejercicio 2012, importe inferior al que supone la eliminación de los servicios extraordinarios”, de 952.258 euros en 2010, y con una “cantidad parecida” en 2011, según el informe.

 

Diario “Información”, 20-01-12