Mercedes Alonso denegará a las grandes superficies la libre apertura al oponerse el pequeño comercio

La alcaldesa de Elche, Mercedes Alonso, salió ayer al paso del choque de intereses que enfrenta a las grandes superficies y al pequeño comercio en Elche por la apertura en domingos y festivos y señaló que no hay motivo para la polémica y que su postura es clara, aunque las asociaciones de pequeños y medianos comerciantes han venido reclamando en los últimos días que se posicionara públicamente. Alonso aseguró que “el equipo de gobierno no va a permitir que se abran las grandes superficies si no hay un consenso con el pequeño y mediano comercio”.
Recordó, como ha venido publicando este diario, que “al Ayuntamiento ha llegado un escrito de la asociación independiente de comercio que engloba también a las grandes superficies (en referencia a Agrupelx, Agrupación de Asociaciones Sociales y Económicas del Municipio de Elche) que solicita la apertura, pero hay más de 400 firmas de pequeño y mediano comercio que dicen que no quieren que abran”. Siete asociaciones de comerciantes aseguran, por su parte, que se trata de 4.100 firmas.
En cualquier caso, la alcaldesa sostiene que “el Ayuntamiento defiende a todos y con eso hablamos de los trabajadores de las grandes superficies y de los pequeños y medianos comerciantes”, por ello hoy en el Consejo de Comercio se comunicará que la medida no se va a adoptar.

CC OO
Por su parte, la Unión Intercomarcal de CC OO mostró su apoyo al pequeño comercio y concretó que no es partidaria de la libre apertura “sin ningún tope ni control, ya que va en detrimento del pequeño comercio y la pequeña empresa, que es la mayoría y la que genera más empleo (el 90% en España)”, además de que supone la “desregulación laboral”.
CC OO también criticó al área de Empresa y Empleo por “no tener en cuenta a las centrales sindicales en la mesa sectorial del calzado para abordar y trasladar los conocimientos y cultura del sector del calzado a los centros educativos, como si los trabajadores y trabajadoras y sus organizaciones no tuvieran nada que decir”.