MARGALLÓ-ECOLOGISTES EN ACCIÓ DEMANDA UNA PLAN MUNICIPAL URGENTE DE ACTUACIÓN SOBRE EL RIO VINALOPÓ

Una vez más denunciamos el lamentable estado de contaminación y ocupación del cauce del río Vinalopó a su paso por nuestro municipio.

MARGALLÓ-ECOLOGISTES EN ACCIÓ DEMANDA UNA PLAN MUNICIPAL URGENTE DE ACTUACIÓN SOBRE EL RIO VINALOPÓ
Los ecologistas reivindican esta medida tras constatar una vez más el insostenible estado del tramo sur del río

El estado del Vinalopó tras su paso por Elche es inaceptable para una ciudad que se postula como referente en materia ambiental. Por ello, desde Margalló-Ecologistes en Acció instan al equipo de gobierno a elaborar un plan de regeneración ambiental del Vinalopó en nuestro municipio.
La petición la realizan los ecologistas a sabiendas de que es necesario también contar con el resto de administraciones (autonómica y fundamentalmente, estatal), competentes también en el tema y, en el caso de la estatal, responsables directas de cualquier actuación que se realice en dominio público hidráulico. Aún así, según Margalló, son muchas las cosas que desde el propio ayuntamiento pueden llevarse a cabo para revertir el estado actual de degradación del río y su entorno.
Una de las medidas que pueden contribuir y mucho a la mejora del estado del río es la puesta en marcha de una iniciativa hace tiempo anunciada por el equipo de gobierno, la creación de un “filtro verde” entre los puentes de Barrachina y el de la nueva circunvalación sur de la ciudad, filtro que serviría de freno a las miles de toallitas higiénicas que , provenientes de la red de alcantarillado, recubren la vegetación existente casi dos metros por encima del nivel normal del río, ofreciendo un imagen repugnante del cauce del río hasta dos o tres kilómetros más allá de la ciudad. Desde que se anunciara esta medida, nada más ha vuelto a saberse, a pesar de contar esta actuación con el visto bueno de la Confederación Hidrográfica del Júcar.
Otra de los asuntos que podrían abordarse desde el ámbito local es el de los vertidos incontrolados de todo tipo, depositados furtivamente en las cunetas de los caminos o lanzados al cauce, vertidos que acaban en muchas ocasiones en el mismo río. Para Margalló, la proliferación de estos vertidos por todo el término municipal es bochornosa y da cuenta del fracaso del modelo de gestión local de residuos, modelo que no ofrece soluciones para luchar contra esta lacra y que se perpetuará con la nueva contrata diseñada desde el equipo de gobierno.
Finalmente, desde Margalló abogan por abordar el tema de la renaturalización del río a su paso por el casco urbano, una cuestión que en otros lugares se ha realizado con éxito y que, como en el caso de Madrid con el Manzanares, generaría un nuevo pulmón vegetal para disfrute y mejora de la calidad de vida de todos los ciudadanos. En ese sentido, anuncian la presentación en los próximos meses de una propuesta de renaturalización, propuesta en la que ya trabajan técnicos de su organización, Ecologistas en Acción, en colaboración con miembros del propio grupo.