Margalló-Ecologistes en Acció d’Elx recomienda tener presente el criterio de movilidad sostenible en la matriculación escolar

El jueves 9 de mayo comienza el periodo de matriculación en los colegios públicos y concertados para primaria y secundaria en el País Valencià. Este año el nuevo mapa escolar de Elx definido e impuesto por la Concejalía y la Conselleria de Educación de acuerdo con la nueva orden de admisión de alumnado delimita en solo cuatro las zonas en que se divide la ciudad para la admisión de alumnos en centros escolares.

Esta delimitación, sumada a la posibilidad de elegir hasta 10 centros de primaria (y no un máximo 3 como hasta ahora) y escoger entre los 15 centros de secundaria del municipio, favorece un modelo educativo elitista y desigual, ya denunciado por sindicatos y AMPAS.

Sin embargo, la medida supone también un problema ambiental muy preocupante, y es que si ya hoy con 7 zonas escolares, en horario de entrada y salida de colegios se producen retenciones en la circulación y la imposibilidad de estacionar adecuadamente el vehículo, incurriendo continuadamente en infracciones de la normativa de circulación que a menudo no son sancionadas ante la impasividad de la policía municipal, la reducción a 4 zonas escolares multiplicará este tipo de problemas sobre la movilidad al favorecer desplazamientos más largos entre el domicilio y el centro escolar, totalmente en contra del modelo de movilidad sostenible al que se dirigen las ciudades europeas.

En cuanto a la ocupación de las aceras con coches por parte de los padres, además de impedir el paso de peatones (especialmente de niños) por las aceras y exponerlos al peligro de caminar por la calzada, dichos padres dan un ejemplo nefasto a la educación cívica de sus hijos, inculcándoles desde niños que nos podemos saltar las normas, mirando más por el beneficio personal que por el colectivo (ejemplo significativo del tipo de sociedad que construimos).

Asimismo, al impacto ambiental, social y sobre la salud de las personas, en el caso específico de Elx, se suma que el uso del vehículo particular para el transporte escolar puede suponer a las familias un gasto mensual extra de entre 30 € y 60 € mensuales*.

Por todo ello, Margalló-Ecologistes en Acció d’Elx recomienda a los padres de alumnos en edad de escolarización que al formalizar la matrícula tengan presente el criterio de movilidad sostenible en la elección de centro. Y como alternativa a la utilización innecesaria del coche particular para este desplazamiento recomendamos:

– Informarse sobre los centros educativos (línea educativa, modalidad lingüística, horario de apertura y cierre, etc.) más cercanos tanto al domicilio particular como a los domicilios laborales de los padres.

– Conocer los tiempos de desplazamiento a pie y en bicicleta para cada centro solicitado.

– Creación de rutas seguras para permitir a los niños, a partir de cierta edad, acudir caminando solos a las escuelas e institutos, fomentando su independencia.

– Estudiar las posibilidades de desplazamiento en autobús urbano para cada centro solicitado.

– Consultar la opción del transporte compartido con vecinos o amigos del mismo barrio que acudan al mismo centro que nuestros hijos.

*ejemplo para un trayecto desde el Barrio del Toscar al CEIP Princesa de Asturias en San Antón de 6 km,  y un trayecto entre el barrio de Altabix al CEIP Candalix de 3 km de distancia, con dos desplazamientos de ida/vuelta al día para un turismo de gasolina con consumo medio en ciudad de 7,5 l cada 100 km.