Marcha con raíces

Más de 200 personas participaron ayer en la segunda marcha de El Molar organizada por la Asociación de Vecinos Pins i Mar y la Peña Moralenca con la colaboración del grupo Economía de Elx, la Associació per al Desenvolupament Rural d’Elx y Encuentros del Vinalopó. Además de los participantes en la ruta, numerosas personas más se sumaron a las actividades paralelas, ya que el día terminó con una jornada de convivencia y una comida que se calcula que degustaron unas 600 personas.

La jornada comenzó temprano para los participantes en la ruta, que partieron del centro social en dirección al colegio público de La Marina y, de ahí, al depósito de agua por la vía forestal. A continuación, el grupo continuó por caminos de vías pecuarias hasta la carretera de Elche a La Marina y bordearon la sierra de El Molar por caminos de tierra hasta llegar a la ermita, donde tuvo lugar un acto de recuerdo en el que hubo música y se dio lectura a un relato histórico sobre el antiguo poblado de San Francisco de Asís y La Marina.
Tras ello, algunos participantes volvieron a emprender el camino de vuelta a pie, mientras que otros tuvieron a su disposición autobuses. De hecho hubo muchas personas que únicamente participaron en el acto de recuerdo. Además, otros muchos se unieron a la comida a base de carnes a la brasa y pan que se ofreció una vez se volvió de nuevo a La Marina.
El secretario de la Asociación de Vecinos Pins i Mar y miembro de la Peña Moralenca, Juan Oliver, destacó la gran participación, tanto de vecinos de la pedanía ilicitana como de gente de fuera.
Oliver recordó que “este año se cumple el 126 aniversario desde que San Francisco de Asís dejó de tener su ermita -la primera marcha se hizo coincidiendo con el 125 aniversario-”. Al mismo tiempo destacó el papel que tiene esta iniciativa a la hora de dar a conocer las raíces y la historia de la pedanía. De hecho, en este sentido apuntó que “mucha gente joven de La Marina no conoce esta historia e incluso desconocen que existe una ermita allí arriba. Por otra parte, es una forma de recordar, sobre todo a los que son de allí, que nuestros antepasados vivía allí”.

 

Diario “Información”, 19-03-12