Marcha antinuclear a Cofrentes

Hoy domingo, 21 de abril, se ha realizado una nueva marcha de protesta contra la central de Cofrentes, organizada por la plataforma Tanquem Cofrents, en la que participa Ecologistas en Acción. La marcha ha recorrido los 4’5 km entre Jalance y la central en un ambiente festivo y con una gran vistosidad, ya que además de algunas pancartas y banderolas, los manifestantes han llevado centenares de cañas con globos de color negro y amarillo, los colores del conocido símbolo nuclear, atados en su extremo.

La marcha que ha reunido a varios cientos de personas, ha sido encabezada por una pancarta con el lema “Tanquem Cofrents, que portaban representantes de todas las organizaciones integradas en la plataforma. La manifestación, que ha ocupado un carril de la carretera, y ha transcurrido sin incidentes, se ha realizado coincidiendo con el aniversario del desastre de Chernóbil, y a su término se ha leído un manifiesto.

Tanquem Cofrents ha querido celebrar con esta marcha, por un lado, que este año ya hay una nuclear menos, Garoña, en funcionamiento en el Estado español, y por otro, exigir el cierre urgente de Cofrentes y demás centrales nucleares. Todo ello dentro de la reivindicación de un sistema eléctrico diferente, más seguro, eficiente, democrático, y barato para los consumidores, basado en el ahorro y la eficiencia energética y la utilización de las energías renovables.

Tanquem Cofrents considera su campaña antinuclear, de la cual la marcha de hoy es su acto central, es más necesaria que nunca, ante la potentísima campaña que esta llevando a cabo las grandes eléctricas que forman el grupo de presión nuclear, con la complicidad y participación del gobierno central para eliminar las energías renovables y seguir impulsando y privilegiando las centrales nucleares. Por una lado, el gobierno ha realizado toda una sucesión de cambios normativos, con efectos retroactivos, sobre las energías renovables para reducir su rentabilidad y contribución al sistema eléctrico, y por otro, una perfectamente diseñada campaña de propaganda y desinformación en los medios, que intenta que la ciudadanía olvide el reciente desastre de Fukushima, y les permita a las grandes eléctricas prolongar y prolongar el funcionamiento de las centrales nucleares. Todo ello para seguir manteniendo el status quo del actual sistema energético y seguir obteniendo los enormes e indecentes beneficios de los que han venido disfrutando, aunque sea a costa de la salud y la seguridad de la sociedad valenciana y de las generaciones futuras.

Por ello, Tanquem Cofrents quiere recordar que las centrales nucleares son intrínsecamente peligrosas, y que siguen produciéndose averías y accidentes de forma continua en las nucleares de todo el mundo. Sólo en lo que llevamos de semana han tenido que parar por avería los reactores 1 y 2 de Lasalle (EEUU), Kozdoluy-5 (Bulgaria), y Angra-1 (Brasil). También este mes se han producido importantes terremotos cerca de centrales nucleares en Japón e Irán, y se ha vuelto a poner de manifiesto la precariedad de la situación en la central de Fukushima Daichii, que no esta ni mucho menos controlada y continua padeciendo averías y vertiendo radioactividad al medio ambiente. Ha sufrido durante este mes dos incidentes diferentes de perdida a alimentación eléctrica, y de avería de los sistemas provisionales de refrigeración, y se han detectado fugas de miles de litros de agua radioactiva en 3 de los 7 depósitos donde se almacenan.

No se libra tampoco Cofrentes de estos problemas como pone de manifiesto la avería que sufrió el 4 de abril, cuando una se produjo anomalía en una fuente de alimentación eléctrica, por lo que todas las unidades de actuación automática que dependían de dicha fuente quedaron inoperables.

Tanquem Cofrents considera además que este año su exigencia del cierre inmediato de Cofrentes se ha visto fuertemente reforzada por las recientes declaraciones de Gregory B. Jaczko, quien fue presidente hasta el verano pasado de la Comisión Reguladora Nuclear (NRC) de Estados Unidos, organismo similar al Consejo de Seguridad Nacional (CSN) español. En efecto, Jaczko ha pedido el cierre de todos los reactores estadounidenses en funcionamiento, por sufrir problemas irresolubles de seguridad, durante la Conferencia Internacional de Política Nuclear Carnegie, celebrada este mismo mes de abril.

Tanquem Cofrents considera que esta demanda es aplicable también a la central de Cofrentes, y a la mayoría de las demás nucleares del estado español, ya que fueron construidas por las mismas empresas norteamericanas que pusieron en marcha los reactores que el ex presidente de la NRC considera inseguros, tras la catástrofe de Fukushima, y como copias de reactores ya existente en el territorio estadounidense.

Concretamente, el reactor de Cofrents, modelo BWR-6, fue construido por la empresa General Electric (EE UU). Su diseño y construcción se realizó a imagen y semejanza del de la central de Grand Gulf-1, ubicada en el estado de Misisipi y que entró en funcionamiento en 1982 (dos años antes que el de la central valenciana). Y además de este, existen en EE UU otras 3 nucleares gemelas a la de Cofrents: la central de Clinton, en el estado de Illinois, la de River Bend-1 en Lousiana y la de Perry en Ohio.