Luz verde al complejo turístico con cámping, hotel y apartamentos de La Marina

En resumen, las alegaciones presentadas por Ecologistes en Acció del País Valencià son estas, y a pesar de ello, el Ajuntament d’Elx del PP ha dado el visto bueno al proyecto:

– El proyecto es incompatible con el PORN del Sistema de Zonas Húmedas del Sur de Alicante, que prevalece sobre cualquier otro instrumento de ordenación territorial (según artículo 35 de la Ley 11/1994, de 27 de diciembre, de Espacios Naturales Protegidos de la Comunidad Valenciana).
– La parcela del proyecto se halla enclavada en su totalidad en la zona periférica (zona de amortiguación de impactos) del Parque Natural de las Salinas de Santa Pola, que es de 500 metros en torno al límite del paraje, dentro de las áreas de predominio agrícola  B (art. 113 del Decreto 31/2010)
– El estudio de inundabilidad presentado no cumple con las determinaciones del Plan de Acción Territorial de Carácter Sectorial sobre prevención del Riesgo de Inundación en la Comunidad Valenciana (PATRICOVA). La parcela objeto se encuentra dentro de los planos de riesgo de inundación.
– No es autorizable la instalación de una zona de aparcamientos (de más de 3.300 m2) dentro de un área de predominio agrícola B de la zona de amortiguamiento del PN de las Salinas de Santa Pola según el PORN.
– No existe estudio de impacto de contaminación lumínica sobre las Salinas.
– La construcción de cámping y edificios anexos proyectados en la zona perimetral de protección de las Salinas de Santa Pola atenta gravemente contra los valores naturales del Parque Natural.
– No existe un riguroso estudio sobre depuración de aguas, como tampoco de autorización de vertidos por parte de la Confederación Hidrográfica del Júcar.

Y a día de hoy añadimos que el visto bueno a proyectos urbanísticos en la segunda quincena de agosto es una de las tácticas habituales, legales pero de evidente nocturnidad, con las que suele jugar la administración para evitar reacciones y respuestas de la ciudadanía o las organizaciones. Según la prensa, las asociaciones de vecinos de La Marina coinciden en que “están de acuerdo con el proyecto siempre que se respete la legalidad y el medio ambiente”. Bien, pues no se respeta ni la legalidad ni el medio ambiente. [Nota del editor]

El Ayuntamiento da luz verde al complejo turístico con camping, hotel y apartamentos de La Marina

Las instalaciones están a la espera de la autorización del Consell, después de que el equipo de gobierno haya resuelto las alegaciones
M. Pomares

La Junta de Gobierno Local dio luz verde en su última reunión, celebrada el pasado 10 de agosto, al complejo turístico proyectado en La Marina, junto al MR-9 y en una zona que linda con las Salinas de Santa Pola, según reveló ayer, casi dos semanas después de que se celebrara la sesión, el concejal de Ordenación Urbana e Infraestructuras, Vicente Granero.

Así, una vez que el Ayuntamiento ha resuelto las alegaciones presentadas, el proyecto queda a expensas de que la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente apruebe la autorización ambiental integrada, la declaración de interés comunitario y la declaración de impacto ambiental, que salieron a información pública hace ahora casi un año. A partir de ahí, será el Ayuntamiento quien tenga que dar vía libre a la licencia ambiental y a la de obras. En cualquier caso, Granero evitó dar plazos para la ejecución del proyecto.

El resort se situará en una parcela de 122.616 metros cuadrados, incluida dentro del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) del Sistema de Zonas Húmedas del Sur de Alicante, aunque la superficie ocupada no llegará a los 6.000 metros cuadrados. El proyecto inicial, según se pone de manifiesto en los informes municipales, recoge que el complejo contará con 25 apartamentos, un hotel con 36 habitaciones, un camping con 232 parcelas, piscinas, pistas deportivas, y un centro de interpretación de visitantes para el conocimiento del espacio natural. Inicialmente, la idea es que el hotel sea de tres estrellas y el camping de primera.

Hace ahora un año, se habló de una inversión que rondará los 15 millones de euros, con el precio del suelo incluido. En esta línea, además, se precisó en aquel momento que los estudios preliminares revelaban que la iniciativa podría dar empleo a medio centenar de personas y que en temporada alta se podría llegar a alojar a un millón de turistas.

En cualquier caso, el promotor de la iniciativa, el hostelero ilicitano Arsenio Gallego -propietario del hostal Galicia de El Pinet-, que está trabajando en esta idea desde hace más de dos décadas, evitó ayer hacer declaraciones, a la espera de que estén más avanzados los trámites. No obstante, reconoció que “se trata de una buena noticia”.

Por su parte, el concejal de Ordenación Urbana incidió en que “toda la zona reproducirá las condiciones del paisaje natural autóctono”, y puntualizó que “esta actuación impulsará el desarrollo turístico sostenible de Elche, complementará la oferta turística y permitirá la creación de puestos de trabajo directos e indirectos”.

Por lo que respecta a las alegaciones presentadas, indicó que se han contabilizado cinco escritos, uno de colectivos ecologistas en los que se pone en cuestión su cercanía a las Salinas, y alguno de vecinos del MR-9 en los que alertan de las repercusiones que puede tener el complejo para el tráfico rodado.

En cualquier caso, los residentes veían ayer con buenos ojos el proyecto. El presidente de la Asociación de Vecinos Pinomar de La Marina, Jaime Amorós, destacó que “es una buena noticia para la pedanía, siempre que se respete la legalidad y el medio ambiente, porque implica progreso y la creación de puestos de trabajo, y porque aquí tenemos un paraíso y no tenemos plazas hoteleras suficientes”.

Mientras tanto, la presidenta de la asociación de vecinos La Marina Espai Natural, Mamen Bellot, señaló que “estamos de acuerdo si lo que se va a hacer beneficia al pueblo, pero siempre que se respete el medio ambiente”. No obstante, comentó que “tenemos nuestras dudas respecto a una serie de cuestiones, como las alturas de las construcciones o su cercanía a los humedales, por lo que tiene que estar muy vigilado el complejo y que los turistas que vengan lo hagan siendo conscientes del lugar al que llegan”.

Más críticos se mostraron desde Ecologistes en Acció del País Valencià, que ya presentaron alegaciones al proyecto hace un año. Uno de sus integrantes, Jeroni Rico, insistió en que el colectivo sigue rechazando el complejo porque considera que es incompatible con el PORN del Sistema de Zonas Húmedas del Sur de Alicante, y añadió que, además, la parcela se enclava en su totalidad en la zona periférica de las Salinas de Santa Pola.

Por otro lado, Jeroni Rico señaló que el estudio de inundabilidad presentado no cumple con las determinaciones del Plan de Acción Territorial de Carácter Sectorial sobre Prevención del Riesgo de Inundación en la Comunidad Valenciana y que no existe un estudio de impacto de contaminación lumínica sobre las Salinas ni un estudio de depuración de aguas.

Fuente: Diario Información 24/8/2012

Luz verde al complejo turístico de La Marina

– Las instalaciones se ubicarán en el sector MR-9 de la pedanía y dispondrán de camping con restaurante, bungalows y hotel
– El Ayuntamiento resuelve las alegaciones del proyecto y solo falta la autorización del Consell

Un complejo turístico de primer nivel que sirva para «reactivar» el turismo local y «diversificar la oferta» del municipio. Ese es el objetivo de las instalaciones que el empresario ilicitano Arsenio Gallego (propietario del Hostal Galicia de la playa de El Pinet) tiene previsto levantar en la pedanía de La Marina, concretamente en el sector MR-9. Un proyecto que nació hace varios años y que ayer recibió de forma definitiva la luz verde municipal, después de que el equipo de gobierno resolviera las cinco alegaciones presentadas.

Así lo anunció ayer el edil de Infraestructuras y Ordenación Urbana, Vicente Granero. Tras este último trámite municipal, al Área Recreativa Humedales del Sur solo le falta la autorización de la Generalitat como proyecto de interés y uso comunitario para que comience todo el proceso de construcción y acondicionamiento de las instalaciones, según explicó Granero. El principal escollo para el complejo, como así exponía una alegación, era su cercanía con el paraje natural de las Salinas de Santa Pola, pero uno de los principales valores del proyecto será su «carácter ecológico», remarcó el edil de Ordenación Urbana.

Porque en los 122.000 metros cuadrados que ocupará el complejo, quedará libre de edificación «más del 50%» de la superficie, apuntó Granero. El espacio reproducirá las condiciones del paisaje natural autóctono «buscando la integración de las instalaciones en la zona», según aseguró el edil popular, e incorporará un centro de interpretación de la naturaleza «para el conocimiento de los visitantes». El centro constará de aula, despacho, almacén, servicios sanitarios, sala de exposiciones , servicios y una zona común de reunión.

Además de su valor ecológico, el complejo tiene otra baza para convertirse en un «referente turístico». Y no es otra que unas instalaciones que dispondrán de camping con piscina, bar, cafetería, gimnasio, club social, biblioteca y pistas deportivas; un complejo de 25 bungalows para alquilar que complementan la oferta de parcelas del camping; y un hotel de dos plantas con 36 habitaciones. Su ubicación, junto a las Salinas de Santa Pola y cerca de las playas de El Pinet-La Marina y El Rebollo-Las Pesqueras, así como de la pinada, busca también «recuperar y poner en valor» esta pedanía del litoral ilicitano.

Aunque todavía queda camino por recorrer y el proyecto no tendrá vía libre hasta que reciba la autorización de la Generalitat, la inversión estimada para el complejo ronda los diez millones de euros, según aseguró ayer Granero. «Es una apuesta muy importante que debe servir para incentivar la oferta turística pero también para la creación de puestos de trabajo tanto directos como indirectos», añadió el concejal popular.

Más oferta en las playas
El Ayuntamiento espera que el Área Recreativa Humedales del Sur esté operativa y en funcionamiento «cuanto antes», remarcó ayer Granero. Porque una de las apuestas del gobierno de Mercedes Alonso, tal y como ha defendido en varias ocasiones la propia alcaldesa, es «dotar de una mayor oferta hotelera» el litoral ilicitano y sus playas, sobre todo con la construcción de complejos y hoteles que atraigan «especialmente al turismo ruso, que demanda estos servicios y en Elche no hay oferta».

En este sentido, la rehabilitación del hotel de Arenales del Sol es otro de los proyectos ‘fuertes’ del equipo de gobierno popular en esta materia. De hecho, este edificio, actualmente en ruinas y afectado por el deslinde de la Ley de Costas (aunque con varias demandas judiciales ganadas por sus propietarios), ya dispone de licencia de obras del Ayuntamiento para acometer los trabajos de restauración. Unas obras que comenzarán en cuanto los propietarios (Grupo Hoteles Benidorm, a través de su filial Princesol) reciban la autorización de Costas.

Además, la alcaldesa tampoco descarta que se construyan más hoteles en los nueve kilómetros de litoral ilicitano. De hecho, según explicó Alonso hace unas semanas, «la iniciativa privada ya nos ha presentado varias propuestas que estamos estudiando», incluidos «más proyectos para Arenales » y «algún otro para El Altet y otras pedanías». Uno de ellos es el complejo turístico Área Recreativa Humedales del Sur, que, si todo marcha según lo previsto, comenzará a construirse a principios del 2013, sin una fecha de apertura todavía marcada.

Fuente: Diario La Verdad 24/8/2012