Los viveristas estiman que en 3 o 4 años se controlará la plaga ´letal´ del picudo

El presidente de la Asociación de Empresas Productoras de Plantas de Viveros de la Provincia de Alicante (VAME), Miguel Agulló, aseguró que, “en tres o cuatro años” se contará con un tratamiento que eliminará y controlará el problema letal del picudo rojo aunque, “no se erradicará por completo, al igual que otro tipo de plagas”. “Ahora, la aplicación de diversas técnicas está permitiendo contener la plaga”, indicó Miguel Agulló quien subrayó que el tratamiento actual sobre el que “más fe tenemos” es el del “pintado”.

Este método consiste en pintar las zonas más sensibles de las palmeras, el ápice por donde penetra el picudo, con un insecticida polímero que controla la liberación del producto contra el insecto, y tiene una duración de al menos 12 meses por cada aplicación. Esta tecnología es conocida como microencapsulación Inesfly.

“El tratamiento se encuentra en fase de registro y se están acelerando al máximo las gestiones por parte de la Consellería de Agricultura para que se pueda utilizar lo más pronto posible ya que es muy eficaz, abarata los costes y se aplica una vez al año, en vez de los cuatro con los tratamientos actuales”, asegura Agulló.

El nuevo método para acabar con el picudo proviene de una investigación realizada por la doctora en Ciencias Químicas por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y científica del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA), Pilar Mateo, junto al también investigador y jefe de sección de Sanidad y certificación vegetal de los servicios territoriales de la Conselleria de Agricultura, José Manuel Llorens.

Ambos expusieron recientemente sus conclusiones en Elche en un acto organizado por la Plataforma Picudo Cero, donde explicaron que los resultados de la investigación son positivos, ya que la acción del biocida, es inocua para el medio ambiente y para las personas. Además, apuntaron que, una vez aplicado por medio de la pintura en el ápice de las palmeras, tiene un tiempo de acción de más de un año y en pocos minutos cualquier ejemplar de picudo que se pose en la pintura muere.

Por otro lado, el presidente de los Viveristas indicó que el sector de las plantas provincial se está manteniendo gracias a las exportaciones al disminuir el mercado nacional.