Los residuos del vertedero sellado junto al Pantano ‘amenazan’ al Vinalopó

> La lluvia abre zanjas de hasta 10 metros de ancho en las laderas de la instalación, clausurada hace años, y provoca la llegada de desechos al cauce.

Los residuos del vertedero del Pantano -antiguo vertedero de Itusa-, clausurado y sellado hace años, amenazan el cauce del río Vinalopó. Estas instalaciones, que en su día habilitó la antigua concesionaria del servicio municipal de limpieza, están desmoronándose por sus cuatro costados. Las lluvias están abriendo en sus laderas grietas considerables, algunas de hasta 10 metros de ancho, que hacen aflorar el contenido del antiguo vertedero de residuos de inertes de Elche y arrastran los desechos al río.

Cárcavas provocadas por las avenidas de agua, que a su vez arrastran los residuos al cauce del Vinalopó. Desechos tan contaminantes como pueden ser las pilas han vuelto a la superficie. En la instalación existen una decena de grietas de gran tamaño, así como otras tantas menores. En las más acusadas, se pueden ver perfectamente los residuos que un día fueron enterrados. Expertos consultados aseguran que el sellado del vertedero no se realizó correctamente, prueba de ello es que la vegetación alóctona (foránea) plantada no está ayudando a proteger los márgenes de la fuerza de las escorrentías.

La vegetación en las laderas de la instalación, donde todavía se puede oler el hedor de los residuos, es escasa y la fuerza con la que el agua ha arrastrado los materiales ha reventado el vallado de protección en al menos tres puntos del vertedero. En uno de ellos, los escombros llegaron hasta el camino del Pantano, en la zona donde todavía se pueden reconocer las abandonadas ruinas del antiguo merendero de Itusa. A su vez, otra gran zanja doble se aprecia desde el camino de Ferriol. Desde esta cárcava los desechos han llegado hasta una rambla que desemboca directamente en el cauce del río, que se encuentra a poco más de cien metros de allí.

Terreno privado
Los concejales de Medio Ambiente, Alejandro Pérez, y de Limpieza, José Manuel Sánchez, aseguraron ayer desconocer lo ocurrido. Sánchez confirmaba que las instalaciones son privadas.

El vertedero no es municipal, pero sí los caminos que se han visto afectados por los arrastres de materiales. También son públicos los cauces y ramblas, contaminados por los residuos en una zona en la que el Ayuntamiento pretende crear un área educativa y recreativa, con una inversión del Ministerio de Medio Ambiente de cuatro millones de euros. Este presupuesto es, según el propio Consistorio, la mayor partida económica de la historia que Elche recibirá en materia medioambiental.

Vía | diarioinformacion.com