Los comercios se movilizan para evitar que las grandes superficies abran los domingos


El Ayuntamiento ya ha recibido una petición para que Elche obtenga la catalogación de Zona de Gran Afluencia Turística, lo que ha puesto en pie de guerra a los pequeños comerciantes ilicitanos con un objetivo muy claro: rechazar de forma contundente la liberalización de los horarios comerciales en Elche que esta declaración llevaría aparejada, tal y como ha sucedido en Alicante. Por ello, ya han presentado un escrito en el Registro del Ayuntamiento en el que exigen al equipo de gobierno que paralice la solicitud. Además, han puesto en marcha una campaña de recogida de firmas entre propietarios de establecimientos, empleados del sector y la ciudadanía en general y en apenas cinco días, según aseguran, ya han llegado al millar. Paralelamente, han convocado una reunión abierta a empresarios y trabajadores del comercio en la plaza de Francesc Cantó el próximo jueves, a las 21 horas. No en vano, destacan que el encuentro no es sólo para asociados, ya que, según alertan, “el 90% de los comercios no está en ninguna asociación”.
Estas medidas llegan después de la reunión que mantuvieron hace unos días los representantes de las asociaciones de comerciantes de la Universidad, Mercado de la Plaza Madrid, Mercado de la Plaza Barcelona, Mercado de la Plaza San José, Avenida de Novelda, Diagonal y Adyacentes, y Mercado Central y Comercios del Centro Histórico. Con ello, lo que perseguían era unificar posturas y coordinar actuaciones, tras tener conocimiento de la petición presentada en el Ayuntamiento, que, según los locales que rechazan la demanda, se ampara en el hecho de que Elche cuenta con dos patrimonios de la Unesco.
Los promotores de las movilizaciones precisan que “nos parece que esta petición no debe llegar ni a debatirse en el pleno del Consejo de Desarrollo Comercial”, ya que, según argumentan, “el rechazo de los comerciantes es total y consideramos que la libre apertura de las grandes superficies solamente serviría para darles a las grandes empresas de distribución una ventaja añadida a las que ya cuentan con respecto al comercio tradicional”.
En el escrito presentado en el Ayuntamiento, los representantes de los siete colectivos firmantes apoyan su reivindicación en que, en caso de que salga adelante la propuesta, perjudicará al comercio minorista y les abocará al cierre, y puntualizan que “les damos otra ventaja más en una lucha desigual entre grandes y pequeños comerciantes”.
A su juicio, además, “no beneficia en nada a Elche ni a los ilicitanos”, ya que, según exponen, “seis días a la semana son más que suficientes para que el consumidor efectúe sus compras”. Es más, como detallan, “perjudica notablemente a los trabajadores de las grandes superficies, por la imposibilidad de compaginar la vida laboral y familiar, y por la supresión de las horas extra con los nuevos contratos”. Finalmente, alertan de que la liberación de los horarios comerciales no tendrá incidencia sobre el turismo en Elche, puesto que, como recuerdan, las grandes superficies se encuentran en el extrarradio de la ciudad.
Los representantes de estas asociaciones se muestran contundentes: “Los objetivos del pequeño comercio no tienen nada que ver con los de las grandes superficies, sobre todo en cuanto a la libre apertura, y, de hecho, nosotros podemos abrir los siete días a la semana y no lo hacemos”. En esta línea, confiesan que “creemos que es necesario conciliar la vida laboral y familiar y tampoco nos resulta rentable porque, por ejemplo, los sábados por la tarde nos podemos echar a dormir porque los centros comerciales acumulan ocio”. Finalmente, hacen hincapié en que “lo único que estamos haciendo es defender nuestros derechos antes de que sea demasiado tarde, como sucedió en Alicante”.

La concejal asegura que la medida no saldrá adelante sin consenso
La concejal de Comercio, María José López, reconoce que ya ha llegado al Ayuntamiento una petición para que Elche sea declarada Zona de Gran Afluencia, aunque indice en que “la propuesta tiene que debatirse y hay que escuchar a todas las partes”. Es más, la edil avanza que, “si grandes y pequeños no llegan a un consenso, el Ayuntamiento no se va a posicionar y se va a quedar todo tal y como está en estos momentos porque somos conscientes de que el comercio es la actividad principal de la ciudad y, precisamente por eso, se ha creado una concejalía específica de Comercio”. En esta línea, María José López concreta que, según los datos del Observatorio Socioeconómico correspondientes a 2011, que son los últimos que se manejan, Elche cuenta con 3.808 comercios de venta al por menor, sin contar a los talleres de reparación y los establecimientos de venta de coches, y 5.277 si se incluyen también los mayoristas.
Por otro lado, la edil adelanta que, en principio, esta cuestión se abordará en el Consejo de Desarrollo Comercial que se convocará en breve, y en el que, como apunta, “estarán representados los grandes, los pequeños, y los comerciantes de los mercados y los de venta no sedentaria, entre otros, porque somos conscientes de que es una cuestión muy importante que hay que debatir”. En cualquier caso, la responsable municipal de Comercio aprovecha para lanzar un mensaje de tranquilidad y puntualiza que “no se va a hacer nada que los comerciantes no quieran”