Los comercios recogen hasta 2.300 firmas contra la apertura de grandes superficies en domingo

El comercio tradicional ilicitano ha dado un paso más en la campaña que ha puesto en marcha para frenar la posible liberación del horario comercial en Elche. En apenas una semana, ya han llegado a las 2.300 firmas, tal y como se puso de manifiesto en la reunión que se celebró el jueves por la noche en el centro social Francesc Cantó, convocada por los representantes de las asociaciones de comerciantes de la Universidad, Mercado de la Plaza Madrid, Mercado de la Plaza Barcelona, Mercado de la Plaza San José, Avenida de Novelda, Diagonal y Adyacentes, y Mercado Central y Comercios del Centro Histórico.
En el encuentro, al que asistió un centenar de personas, se leyó un manifieso en el que se censuraba de forma contundente la solicitud de la declaración de la ciudad como Zona de Gran Afluencia Turística, formalizada por la Agrupación de Asociaciones Económicas y Sociales de Elche (Agrupelx) y que daría a pie a que las grandes superficies pudieran abrir todos los domingos del año y festivos. Además, se abogó por la unión de todos los afectados, tanto pequeños comerciantes, como trabajadores del sector y familiares.
Desde el principio, los convocantes destacaron que la Asociación de Supermercados de la Comunidad Valenciana (Asucova) se sumaba a la campaña contra la apertura todos los domingos y festivos para, a continuación, sentenciar que “Agrupelx no representa a los comerciantes ilicitanos con esta demanda, porque hablamos de un volumen de 3.800 comercios y 10.000 puestos de trabajo y alguien que dice estar al frente de los comerciantes ilicitanos no puede posicionarse al lado de los centros comerciales en este asunto”.
Los autores del escrito, además, criticaban duramente que la petición de la liberación de los horarios se ampare en la existencia de dos bienes Patrimonio de la Unesco: “Esto no tiene ningún sentido, ya que las zonas donde se encuentran las grandes superficies están alejadas de nuestro Palmeral histórico y de la basílica de Santa María, sede del Misteri, por lo que no se puede alegar interés turístico”. Además, los promotores de la iniciativa ampararon su rechazo en la defensa de la conciliación laboral y familiar y en la protección de la libre competencia, y se comprometieron a que en el Consejo de Desarrollo Comercial que se convocará en breve mostrarán su desacuerdo con la propuesta.
Tras la lectura del documento, los presentes acordaron estar unidos en todo momento, sobre todo ante las futuras movilizaciones que se puedan plantear para paralizar la liberación comercial, ya que, como destacaron, “estamos ante un tema muy grave”. No obstante, por el momento, dieron un voto de confianza a la alcaldesa, Mercedes Alonso, y a la edil de Comercio, María José López, que en los últimos días han venido manifestando que la decisión no saldrá adelante si no cuenta con el consenso de todas las partes.
Por otro lado, se creará en los próximos días una página en Facebook, bajo el título de “Comercio de Elche Unido”, con el objetivo de que el sector y la ciudadanía en general esté informados de todos los pasos que se vayan dando en este sentido. En cuanto a la recogida de firmas, la idea es continuar hasta después de Semana Santa y, a partir de ahí, entregarlas en el Registro municipal como medida de presión.
En cualquier caso, los presentes también se mostraron partidarios de aprovechar las sinergias que se han generado con este tema para poner en marcha medidas para la promoción del comercio en los barrios y en los mercados municipales. “Esto es lo que se debería haber hecho hace mucho tiempo: asociarse realmente sin manipulaciones como está ocurriendo ahora y que de aquí salgan muchas cosas”, reivindicó uno de los asistentes. Ante esta propuesta, se planteó la posibilidad de dar continuidad a estas reuniones.