Lorente define el soto de Molins como ejemplo de zonas verdes periurbanas

> La Confederación cede otros de los antiguos meandros del Segura al Ayuntamiento.
> La alcaldesa pide civismo para el cuidado de estas áreas recreativas que bordean la ciudad.

Molins cuenta desde ayer oficialmente con una de las áreas recreativas más grandes de la comarca, instalada sobre un meandro ganado al Río Segura. El soto de Molins, que técnicamente recibe el nombre D-8 para la Confederación Hidrográfica del Segura es uno de los espacios verdes que el organismo gestor de cuenca ha cedido al Ayuntamiento de Orihuela para su gestión y mantenimiento, dentro del plan de corredor verde que la CHS activó esta legislatura, en colaboración con otras entidades como la Diputación Provincial y la Generalitat.

La obra de acondicionamiento de este área lúdica a escasos cinco kilómetros del centro urbano, que la alcaldesa oriolana Mónica Lorente calificó como ejemplo de las zonas verdes periurbanas con las que se está dotando el municipio. Su puesta en servicio como parque ha costado a la entidad provincial alicantina 60.000 euros, que tienen su reflejo en la instalación de barbacoas, zonas de juegos infantiles, bancos y mesas de piedra y otras actuaciones como el riego por goteo. Tanto el presidente de la CHS, Salvador Fuentes Zorita, presente en el acto, como la alcaldesa de Orihuela en su calidad de vicepresidenta de la Diputación elogiaron la capacidad de los distintos organismos públicos en colaborar para llevar a cabo estos proyectos, de los cuales Orihuela es la población que cuenta con la mayor red de sotos cedidos al ser la que más extensión territorial posee en la comarca.

Lorente dijo además que la extensión de once mil metros cuadrados se pone a disposición de los vecinos no sólo de Molins, a los que pidió civismo para su conservación. Asimismo dijo que este tipo de obras son las que hacen que la gente vuelva a considerar al Segura como el cauce que articula la vida cotidiana de los ciudadanos.

Vía | laverdad.es