Las catas arqueológicas arrancan en el huerto y el claustro como paso previo a la rehabilitación del convento de la Merced

 

Los trabajos que se desarrollaron ayer en el edificio; y, a la derecha, en la imagen inferior, el director de las excavaciones muestra el antiguo acceso por los Baños Árabes.M. POMARES 
Una actuación para remover el pasado

Las catas arqueológicas en el antiguo convento de la Merced, como paso previo a la rehabilitación del edificio, comenzaron el jueves con dos objetivos muy claros, según explicaba ayer el director de los trabajos, Eduardo López: “Hacer las excavaciones arqueológicas donde más tarde estarán las cimentaciones de las construcciones nuevas para comprobar que no afectarán a los restos que pueda haber, e intervenir en la zona norte del claustro para llegar con la excavación a la cota original de entrada a los Baños Árabes, a menos de 1,80 metros”. Por una cuestión de estrategia de intervención, ya que, según el director de las excavaciones, “siempre se empieza de dentro hacia fuera”, los trabajos han arrancado por las habitaciones.
Eduardo López reconoció que aún es pronto para saber con qué se va a encontrar el equipo, aunque apuntó que “al lado de la puerta de los Baños Árabes sí que vamos a localizar con seguridad restos arqueológicos de época islámica, y en la zona del huerto no lo sabemos realmente, aunque el convento está en el terreno de la necrópolis islámica, por lo que podemos encontrar también restos humanos”. No obstante, puso el acento en que “la intervención pretende posibilitar un trabajo posterior y darle un poco más de azúcar a la futura visita entrando al edificio desde la puerta original”. Es más, detalló que los trabajos está previsto que se prolonguen durante seis semanas, aunque dependerá del tipo de restos que hallen.
De momento, según concretó, el equipo está retirando los pavimentos contemporáneos y, como confesó, “esperamos documentar los restos arqueológicos que podamos encontrar y hacer nuestro informe para que puedan llevarse a cabo las obras que se han proyectado”.

Los trabajos que se desarrollaron ayer en el edificio; y, a la derecha, en la imagen inferior, el director de las excavaciones muestra el antiguo acceso por los Baños Árabes.

Por su parte, el concejal de Cultura, Pablo Ruz,  recordó que “los trabajos se enmarcan en la primera fase de intervención en el claustro bajo y alto, y en la capilla  tardogótica, donde hay que desmantelar las construcciones que se alojaron en el siglo XIX y luego proceder a la rehabilitación de las bóvedas”, y avanzó que estas labores se complementarán con las catas murales.

Los trabajos que se desarrollaron ayer en el edificio; y, a la derecha, en la imagen inferior, el director de las excavaciones muestra el antiguo acceso por los Baños Árabes.

Diario “Información, 18-11-11