La regeneración de la ladera del río incluye una playa urbana al sur

> La propuesta escogida prevé conectar el cauce con el Pantano y con los parques naturales de Las Salinas y El Hondo.

La creación de un jardín fitodepurador en la zona norte de la ladera del río Vinalopó, por donde entran las aguas al cauce, así como una playa urbana a la altura del complejo cultural de San José -al estilo de la de París y el río Sena– y la comunicación de la ladera, por el norte, con el Pantano y, por el sur, con los parques naturales de Las Salinas y El Hondo son algunas de las cuestiones que plantea el proyecto ganador del concurso para regenerar la ladera del río Vinalopó. Además, se contemplan 28 accesos, mejora de la vegetación y la combinación de usos deportivos y de ocio.

El jurado eligió por unanimidad el proyecto que concursaba con el lema ‘Valle trenzado’, tras el que se encuentra el equipo técnico Aranea, con sede en Alicante, que ha presentado una propuesta arquitectónica y paisajística en la que el jurado ha valorado “la flexibilidad”, consistente, según la arquitecto Beth Gali, miembro del jurado, en el “diálogo con los distintos agentes que gobiernan una ciudad. El urbanismo ya no es de ordeno y mando. Hemos visto en este proyecto esa flexibilidad de usos y conectividad. Se puede desarrollar en el tiempo en función de lo que se necesite. No se pueden imponer los usos”.

El equipo ganador recibe un premio de 18.000 euros y el encargo del proyecto que comenzará a desarrollarse en una primera fase el próximo año. El coste de la actuación global que se plantea oscila entre los 10 y los 15 millones de euros, según apuntó el concejal de Mantenimiento, José Manuel Sánchez, quien indica que “ahora hay que sentarse a hablar y decidir en función del presupuesto, porque todo esto no se hace en un año”.

El arquitecto Antoni Baile, miembro de Aranea, explicó en qué consiste la propuesta técnica presentada para poner en valor una zona que está considerada como una joya verde en la ciudad de Elche, subrayando que el proyecto persigue eliminar lo que de barrera tiene la ladera. “Casi tan importante es conectar las dos orillas como los dos niveles de alturas que hay”, y, en este sentido, se proponen pasarelas a distintos niveles, con especial hincapié en la comunicación entre el barrio de Porfirio Pascual y la zona de la Universidad. “Los elementos estaban en la ladera, lo único que hay que hacer es ponerlos de acuerdo y hacerlos funcionar”.

Vía | diarioinformacion.com