La Lola, el Mirador y los tontos

OPINIÓN
Según leo en este mismo diario (LA VERDAD, Elche, 14 de diciembre – 09) , nuestra popular Lola Puntes, al tomar la palabra en el acto de presentación de su libro en el salón de Plenos del Ayuntamiento, en actitud de congratulación con el alcalde, alabó su proyecto (el del Sr. Soler) del mirador del palmeral y dijo que los que se oponen al mirador son unos tontos.

Tengo que decir, querida Lola, mi admirada Lola, defensora en los medios de comunicación de: la poesía, la naturaleza, la cultura, nuestras tradiciones, los valores humanos, paisajísticos, etc. Tengo que darte la razón. En esto tienes más razón que un santo (una santa, en este caso), los que no estamos para nada de acuerdo en este faraónica actuación que modificaría y alteraría de forma insensible el paisaje de nuestros huertos de palmeras tradicionales, los que no comulgamos con las ruedas de molino (en este caso de noria gigante) del poder en las que se nos promete que seremos en el futuro ricos (por el turismo en masa que vendrá a ver el armatoste) a costa de sacrificar la belleza natural, los que no admitimos que se despilfarren recursos en caprichos de políticos mediocres que ansían pasar a la historia con absurdas obras faraónicas a costa de nuestros mermados bolsillos, los que decimos a los políticos que no nos estafen la inteligencia (y encima les votamos y les pagamos el generoso sueldo con nuestro esfuerzo) somos así : tontos.

En el otro lado están los listos. Los que aplauden y adulan a su excelencia la autoridad, los que se apuntan al caballo ganador tras las elecciones para que sus proyectos, sus posibilidades laborales e incluso su ego crezcan lozanos a la fértil sombra del poder. No importa si se contradicen en lo que cotidianamente predican, como es tu caso, cariño, que te escucho en la radio y dices cosas muy lindas. Lo importante para las personas listas (y famosas) es estar con el siervo y con el rey, “en el plato y en las tajás… pá que me entiendas” sin importarles la paradoja.

Recuerdo una frase que dice que peor que estar callado y parecer idiota es abrir la boca para hablar y confirmarlo. Te has perdido una buena oportunidad para estar callada, amiga.

Elche , a 15 de diciembre de 2009

Pere Vicente Agulló
Miembro de la Agrupación Literaria ‘Picudo Blanco’ y del Centre Cultural Margalló


> Comparte este artículo en: