La fragilidad medioambiental de La Marina aconseja alejar toda acción urbanística de la playa y la pinada

El trabajo de Vegara aboga por estudiar recalificaciones de suelo en las áreas menos sensibles de esta partida.

El tercer eje de actuaciones de la Fundación Metrópoli que lleva incorporada una filosofía marcadamente medioambiental afecta al núcleo turístico de La Marina. En este sentido, el estudio del presidente de dicha entidad, Alfonso Vegara, considera esta zona como “muy frágil, pero ambientalmente extraordinaria”. Por ello, sugiere quitarle presión a los espacios naturales que necesitarían una permanente protección y desarrollar iniciativas urbanística en otros lugares de la partida rural.

La Marina NET, como califica Vegara el proyecto, tiene como finalidad crear un nodo de excelencia en turismo ecológico e impulsar actividades relacionadas con el turismo de máxima sensibilidad ambiental. La propuesta pasa por el respeto a la naturaleza, integrando la playa, la pinada y las salinas, y ubicando desarrollos turísticos en lugares como la parte superior de la carretera nacional 332, según señala Alejandro Pérez.

El concejal de Urbanismo indica que “el Plan General de Ordenación Urbana de 1998 planteaba unos desarrollos urbanísticos en La Marina que podían ser correctos para el urbanismo de ese momento, pero hoy las cosas han cambiado. La Marina tiene unas condiciones paisajísticas y ambientales únicas, y hay que proteger esos valores, las dunas, la pinada, la playa. Hay que abordar un estudio integral de todos los desarrollos previstos con anterioridad y estudiar recalificaciones de suelo en otras partes de la pedanía mucho menos sensibles. Todo esto se tendrá que configurar en el estudio detalle de la propuesta”, manifiesta el concejal ilicitano.

Alejandro Pérez recordó que, para llevar a cabo este tipo de iniciativas, “hay que acabar la carretera de Dolores y prolongarla hasta La Marina. La Generalitat no la ha acabado y lo hemos reclamado en varias ocasiones. La carretera ahora acaba en el cruce con la que va a San Fulgencio. Además, es muy importante contar con el bus de guiado óptico de Elche a La Marina, otro proyecto pendiente. La Generalitat Valenciana lo plantea entre Alicante y La Marina, pero se olvida del trayecto que va desde Elche a la pedanía”, recalcó.

Vía | diarioinformacion.com
Foto portada | Adriano Agulló (CC)