La Federación de Entidades de Riegos exigen al Gobierno que no reduzca el trasvase Júcar-Vinalopó

La Federación de Entidades de Riegos de la provincia de Alicante exigirá al Ministerio de Medio Ambiente que de marcha atrás en su intención de reducir en un 35% el trasvase Júcar –Vinalopó, para cubrir las necesidades hídricas de la provincia de Alicante con agua de la desalinizadora. Afirman que es una mala noticia que intranquiliza a los regantes. Por su parte el conseller de Agua ha asegurado que harán frente a esta decisión.

La Federación de Entidades de Riegos de la provincia de Alicante ha mostrado su malestar sobre la decisión de la Confederación Hidrográfica del Júcar de 80 a 51 hectómetros cúbicos anuales el agua a trasvasar como figura en un informe del Ministerio de Medio Ambiente remitido a la Unión Europea.

El Ejecutivo explica que se utilizará el agua desalinizada de la planta de Mutxamel, una instalación que se ha empezado a construir en junio, para cubrir las necesidades agrícolas del Vinalopó. Esta decisión no se ha consensuado ni con el Gobierno Valenciano, ni con las comunidades de regantes.

El portavoz de la Federación de Entidades de Riego de la provincia, Ángel Urbina, ha destacado que es un mala noticia para los regantes, por lo que van a pedir explicaciones al Ministerio. Para ello solicitarán una reunión con la Junta Central de Usuarios y con los partidos políticos para retomar el diálogo.

Por su parte el conseller de Medio Ambiente, José Ramón García Antón, ha mostrado su indignación ante la previsión del Gobierno de bajar de manera drástica el caudal pactado para el Júcar –Vinalopó. Antón afirma que no se ha tenido en cuenta al Gobierno Valenciano y aseguran que le harán frente a esta medida que perjudica a los regantes de la provincia de Alicante.

Vía | infoexpres.es