La falta de aportaciones económicas obliga a cerrar la Estación Phoenix

El consejo rector de la entidad decidió ayer extinguir su actividad al declinar todos los organismos que la integran prestar apoyo financiero ni suscribir compromisos presupuestarios de cara al futuro

La Estación Phoenix dejará de funcionar a partir del 31 de marzo. Así lo explicó ayer el concejal de Agricultura, Sebastián Polo, después de la reunión del consejo rector de la entidad (compuesto por la Generalitat, el Ayuntamiento de Elche, el INRA -Instituto Nacional Francés para la Investigación Agronómica-, el CIRAD -Centro Internacional para la Investigación Agronómica y Desarrollo-Organismo francés-, la Universidad de Alicante y la Universidad Miguel Hernández de Elche).

El edil indicó que en la reunión del consejo, que no se producía desde 2006, se trasladó a los distintos organismos que conforman el órgano de gestión de la estación, la posibilidad de realizar aportaciones económicas para el mantenimiento de la misma. “No ha habido aportaciones por parte de nadie ni compromiso de hacerlo en el futuro. En la actualidad sólo el Ayuntamiento de Elche mantiene las instalaciones y el personal”. Polo recordó que la grave situación económica en la que se encuentran las arcas municipales impide cualquier posibilidad de disponer de presupuesto para la estación, “por lo que es inviable el mantenimiento de la misma”. Por ello, las partes integrantes del consejo rector acordaron extinguir la Estación Phoenix a partir del próximo 31 de marzo.
Sebastián Polo insistió en que el Ayuntamiento ha sido el que ha soportado en solitario los gastos de la estación desde 2004, lo que ha supuesto un desembolso de 2,3 millones de euros en gastos de personal, a los que se suma el pago de la luz y el agua y la amortización de las instalaciones del Hort del Gat. A esta cantidad, según Polo, hay que añadir 180.000 euros que el anterior equipo de gobierno destinó a al acondicionamiento del recinto para desarrollar las investigaciones sobre el dátil. “Ha sido un dispendio y los resultados muy bajos”, aseguró Sebastián Polo, quien cuantificó los ingresos de la estación en unos 800 euros al año porque el proyecto de venta de vitroplantas fue un fracaso. Polo recordó que los objetivos por los que se puso en marcha la Estación Phoenix eran los de desarrollar las plantas in vitro, la investigación sobre el dátil y la sanidad vegetal “y ninguna de las tres líneas ha dado resultado alguno”.
El titular municipal de Agricultura aprovechó el anuncio de la desaparición de la Estación Phoenix para denunciar que la entidad no ha rendido cuentas desde 2006 al consejo rector, que no había sido convocado desde esa fecha por el anterior presidente de la Corporación. “Es grave y no sabemos cómo se presupuestaba la línea de investigación y el presupuesto del año porque según los estatutos eso debía haberse hecho en el consejo rector, algo que se ha incumplido desde 2006”.
Por su parte el concejal de Vía Pública, Manuel Rodríguez, manifestó que a tenor del tiempo en el que la Estación Phoenix ha estado trabajando en las investigaciones contra el picudo debería haber ya resultados. “Si dicen que ellos son la panacea, el tiempo se les ha agotado y la investigación en este campo la debe llevar la Universidad Miguel Hernández”. Rodríguez apuntó a la intención del Ayuntamiento de que sea la universidad pública ilicitana la que lidere las investigaciones contra la plaga que acecha al palmeral “y cuyos resultados van a poner a disposición de todos los municipios de igual modo”.
En este sentido, el responsable municipal de Vía Pública explicó que”ya se han producido conversaciones con la Universidad Miguel Hernández, que dispone de medios, de cátedras y de líneas de investigación con la palmera para que establezca la lucha contra el picudo como una línea de trabajo preferente”. El edil corroboró que “el Ayuntamiento no puede gastar tanto dinero y además nadie quiere aportar dinero a la investigación de la estación”.
La Estación Phoenix tiene en estos momentos siete trabajadores, de los que cuatro son investigadores, “y será la concejalía de Empleo la que se va a encargar de atender su situación”.

 

Diario “Información”, 24-02-12