La Confederación vaciará el Pantano para reparar el drenaje de forma segura

Los trabajos para resolver la salida de las aguas se prevé que acaben en septiembre

Los trabajos de reparación se prevé que acaben en septiembre

La Confederación Hidrográfica del Júcar está ultimando la solución técnica más adecuada para resolver el drenaje del sistema de salidas de agua para los distintos puntos de los que consta el Pantano de Elche. Para ello, según ha informado la Confederación, “se debe acceder a la cámara inferior de la presa, donde está instalado el desagüe de fondo”.

En noviembre del pasado año el Pantano de Elche sufrió un acto vandálico y, como consecuencia del mismo, la compuerta del desagüe de fondo quedó parcialmente averiada. Las actuaciones llevadas a cabo entonces por los técnicos permitieron que durante el periodo invernal, en el que las aportaciones del río Vinalopó han sido abundantes, el embalse recuperara de nuevo su nivel de agua y la vistosa cascada.

No obstante, según informa la Confederación Hidrográfica del Júcar, desde finales del pasado mes de marzo “el caudal saliente por el actual desagüe de fondo ha ido aumentando de forma significativa, circunstancia que favorece, a corto plazo, para disponer del acceso a la cámara inferior de la presa donde se encuentra el desagüe de fondo. Esto facilitará los trabajos de reparación en las mejores condiciones de seguridad, dado que ya no existirá la presión de la carga de agua almacenada en el embalse”, se apunta.

De acuerdo con la información facilitada por la propia entidad dependiente del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, “para acometer los trabajos se considera que la mejor estación es la primavera-verano, en la que se producen escasas aportaciones del río. La Confederación Hidrográfica del Júcar prevé que “antes del comienzo de la próxima campaña hidrológica, en el mes de septiembre, se puedan tener finalizados los trabajos necesarios para solucionar definitivamente el drenaje del sistema de salidas de agua”, afirma.

La presa de Elche está catalogada como un bien patrimonial histórico y data del siglo XVII. Está construida a base de sillares de caliza con mortero de cal, lo que hace muy delicadas las actuaciones y trabajos en esta infraestructura. El Pantano de Elche es propiedad de la Comunidad de Propietarios de la Acequia Mayor, si bien fue cedido su uso y disfrute al Ayuntamiento de Elche mediante un convenio suscrito hace cinco años. Durante el pasado año, la Confederación realizó trabajos en los desagües de fondo, con una inversión de 365.000 euros, que permitieron retener el agua de lluvia por vez primera después de trece años.

El concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Elche, Alejandro Pérez, confirmó ayer que “el Pantano ya se está vaciando, ya que hay trabajar en seco. La reparación que se hizo en su momento, tras el acto vandálico, no era definitiva”, explicó. “La idea es que se pueda iniciar el nuevo año hidrológico con el Pantano ya arreglado totalmente para poder empezar a aplicar el plan de gestión y regeneración ambiental pendiente”, comentó el edil.

Este plan comprende dos fases diferenciadas, según explicó Pérez. “Una es la recuperación del Pantano con su vaso de agua, donde se acondicionarán pequeños islotes para anidamiento de aves. Pero, luego, hay un proyecto de mucha más envergadura, que en este momento está siendo evaluado por el Ministerio de Medio Ambiente y que cuenta con un presupuesto de cinco millones de euros y con el que se pretende abordar una regeneración de todo el entorno”, indicó el concejal.

Esta regeneración medioambiental abarca, por ejemplo, la reedificación del desaparecido Molino de los Magros y su acondicionamiento como centro de recursos para la educación ambiental. Además, el proyecto también contempla repoblaciones de diversas áreas del entorno del pantano, habilitar nuevas zonas recreativas y la creación de senderos para peatones y para ir en bicicleta.

En todo este proceso, la empresa mixta Aigües d’Elx intervendrá para hacerse cargo de la gestión de la infraestructura hidráulica propiamente dicha una vez que la Confederación del Júcar finalice las obras de reparación, cuyo coste correrá a cargo de este organismo.

Foto (CC): elreydeltractor

Vía | diarioinformacion.com