La Calahorra volverá a ser un edificio de uso público después de casi 400 años

La junta local de gobierno del Ayuntamiento de Elche dio ayer un paso más para que el edificio de La Calahorra sea de pleno uso municipal y público. Ayer mismo se aceptaba la cesión gratuita del inmueble, que es propiedad de la Generalitat Valenciana, a falta de la aprobación por el pleno del Consell. Antes de fin de 2011, y después de casi cuatrocientos años, La Calahorra volverá a ser de uso y disfrute del pueblo de Elche”, aseguró el portavoz, Pablo Ruz.

DOMINGO LÓPEZ

Éste añadió que a partir de ahora el Ayuntamiento dará cuenta a la Generalitat de los usos previstos en el edificio, que serán eminentemente de tipo cultural. El edil se refirió a La Calahorra como espacio que acogerá la “extensísima y riquísima pinacoteca municipal, como la colección Durá que se adquirió en los años 2005-2006 y se encuentra depositada en un almacén y en un estado de conservación cuestionable en algunas piezas. Además, hay obras de los siglos XVI, XVII y XVIII repartidas por distintas dependencias municipales que también queremos que vayan a esta pinacoteca, y se organizarán conferencias, exposiciones, conciertos de música de cámara. Vamos a convertir La Calahorra en un referente cultural que vendrá a completar ese cinturón cultural en torno a la basílica de Santa María, el Parque Municipal, el MAHE, y que se erija en un referente cultural para la ciudad y para el turismo. Tenemos que ver presupuestos, pero la intención es que antes del próximo verano el edificio esté abierto al público y a pleno rendimiento”.

Ruz indicó que hay “mucha gente que quiere ver La Calahorra y sabemos que va a tener el mismo éxito que Las Clarisas, que recibió 9.000 visitas en dos meses y medio, en los meses de verano. Habrá una gran demanda por parte de los ilicitanos”. Sobre la rehabilitación del convento de Las Clarisas, Pablo Ruz dijo que la catas arqueológicas se están terminando y “en cuanto concluyan se procederá a actuar en la primera fase, que abarca la capilla y el claustro”.

Servicio postal

Por otro lado, la junta aprobó ocho licencias de obras mayores, entre las que se encuentran una para una estación de servicio en El Altet y otra para una nueva oficina de Correos en Torrellano “que sustituye a la que ya había y que se encontraba con problemas por la falta de espacio y funcionaba en condiciones precarias”, según indicó el portavoz de la junta, Pablo Ruz.

Según la información facilitada por Correos, las nuevas instalaciones de Torrellano albergarán tanto la oficina de atención al cliente como la unidad de reparto. El inmueble está situado en el número 51 de la calle Purísima y se trata de un local de 307 metros cuadrados.

Las obras de adaptación de este inmueble se han adjudicado recientemente por un importe de 141.500 euros ( más el IVA) y el plazo de ejecución de la obra desde la concesión de la licencia, aprobada ayer, es de cuatro meses. Una vez que finalicen estas obras de adaptación se producirá el traslado a unas dependencias donde se dispondrá de más espacio y mejores instalaciones para la prestación del servicio.

Bolsa de trabajo para plazas de palmerero

La junta de gobierno instó ayer la creación de una bolsa de trabajo específica para palmereros “para permitir la contratación continuada y regular de operarios. Se trata de poder cubrir bajas y era algo absolutamente necesario y que, además, se atiende una reivindicación de la propia Asociación de Palmereros de Elche”, afirmó Pablo Ruz.

Por otro lado, se aprobó la propuesta de colaboración con la Conselleria de Bienestar Social para la apertura del Centro de la Tercera Edad de Elche durante los fines de semana, festivo y las tardes del periodo estival. El servicio se prestará desde la propia Concejalía de Servicios Sociales y la idea es empezar a principios del próximo año.

Diario “Información”