Jornada de restauración


La Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE) organizó ayer por la mañana una jornada de voluntariado que se llevó a cabo en la laguna del Prado de Carrizales, en colaboración con la Asociación de Amigos de los Humedales del Sur de Alicante (AHSA) y la Comunidad de Regantes de Carrizales.
Los voluntarios que participaron en esta actividad reforzaron las plantaciones de junco y castañuela en las orillas y realizaron acciones de control del carrizo y de las islas en este espacio natural localizado al sur del Parque Natural de El Hondo y que forma parte de su zona perimetral de protección, además de estar incluido en el Catálogo de Zonas Húmedas de la Comunidad Valenciana.
Todo este trabajo se llevó a cabo en la charca recientemente ampliada en el contexto del proyecto “Nuevos humedales para la cerceta pardilla” que desarrolla ANSE en colaboración con la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.
El objetivo de este proyecto, según indicaron los organizadores de la actividad, es la restauración del ecosistema natural de la zona de Carrizales y favorecer, de esta forma, la presencia de especies ornitológicas amenazadas asociadas a este medio.