Investigan la existencia de cebos envenenados en el barranco de Barbasena

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona ) y la Conselleria de Territorio y Medio Ambiente investigan la aparición de cebos envenenados en el barranco de Barbacena, en el término municipal de Elche. Hasta el momento se han hallado tres perros y dos aves rapaces muertas aunque se estima, que la mortandad puede ser mayor ya que los animales, tras comer el alimento envenenado permanecen con vida entre 10 y 30 minutos y se pueden desplazar a otros lugares. Aunque está siendo analizado se cree que la carne envenenada podría contener algún producto nocivo como la estricina que produce la estimulación del sistema nervioso central, agitación, asfixia, llevando a un fallo respiratorio y la muerte cerebral. Los restos de los animales están siendo analizados en el centro de recuperación de Santa Faz.
Se da la circunstancia que el lugar donde han aparecido los cadáveres es de propiedad municipal y está cedido a una sociedad de cazadores. En este punto también se hallaron hace unos cinco años cebos envenenados. El barranco de Barbasena presenta importantes valores ambientales tanto por sus paisajes geológicos como por su flora y fauna. Entre estas últimas destaca el búho real, el alzacola y el águila perdicera. Linda con una zona de similares características del término de Crevillent declarado como Lugar de Interés Comunitario (LIC). El Ayuntamiento de Elche no se pronunció ayer sobre los hechos.