Greenpeace simula un incendio forestal en la Moncloa

INCLUYE VIDEO
Greenpeace recrea un incendio virtual que obliga al desalojo de La Moncloa para pedir al Presidente Zapatero que se comprometa en la lucha contra el cambio climático.

Greenpeace ha lanzado un vídeo en el que simula un virulento incendio forestal como los que se han producido este verano en diversas zonas de España en la popular Casa de Campo de Madrid. En dicha simulación, y como consecuencia del fuego y el humo, el personal del complejo presidencial de La Moncloa debe ser desalojado.

Greenpeace lanza una petición directa al Presidente para que actúe para combatir este problema global mediante este incendio virtual, que se produce mientras el Presidente Zapatero asiste a la Asamblea General de Naciones Unidas que está abordando el problema del cambio climático, donde ha manifestado voluntad política pero no ha concretado ningún compromiso de alcance.

“Esto es ficción pero nadie puede negar que podría llegar a pasar. Este verano tan caluroso hemos visto arder miles de hectáreas en incendios forestales atizados por temperaturas y sequedad extremas,” ha declarado Miguel Ángel Soto, responsable de la campaña de Bosques y Clima. “La comunidad científica dice que el cambio climático ya nos está afectando y está agravando el problema de los grandes incendios”.

YouTube Preview Image

En este vídeo, y como forma de acercar el problema de los efectos del cambio climático a los ciudadanos y al Presidente del gobierno, Greenpeace ha creado un incendio virtual que tiene su origen en el interior de la Casa de Campo y que debido a las extremas condiciones meteorológicas se convierte en lo que los expertos llaman un “Incendio de Alta Intensidad”. El fuego se extiende rápidamente debido a la extrema sequedad del suelo y la vegetación, causada por un verano que la Agencia Estatal de Meteorología ya ha catalogado como el tercer verano más cálido desde 1970. El vídeo-ficción narra como la Delegación del Gobierno de Madrid ordena el desalojo del Zoológico, el Parque de Atracciones y el Teleférico, así como el tráfico en el interior de la Casa de Campo. El espeso humo que cubre la zona Oeste de Madrid y los alrededores de la Ciudad Universitaria aconsejan finalmente el desalojo del complejo presidencial de La Moncloa.

Según los datos del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, hasta el 13 de septiembre de 2009 han ardido 100.371 hectáreas en 13.050 siniestros. Casi el 60% de la superficie total quemada este año se ha concentrado en 28 grandes incendios (aquellos que superan las 500 hectáreas) producidos sobre todo durante olas de calor y fenómenos meteorológicos extremos en los meses de julio y agosto y septiembre.

Greenpeace presentó el pasado mes de agosto el informe Un futuro en llamas. El cambio climático y la evolución de los incendios forestales en España, en el que expone la variación de las características de los incendios forestales y cómo está afectando el cambio climático en esta variación. Según el informe, los grandes incendios forestales suponen cada vez un mayor porcentaje de la superficie total quemada anualmente. Dentro de estos grandes fuegos, desde hace 20 años están ocupando un papel destacado los que tienen lugar durante fenómenos meteorológicos extremos, como las olas de calor.

No sólo los grandes incendios son ahora más numerosos sino que, debido al aumento de las temperaturas y la prolongación de las olas de calor, los incendios son más virulentos” ha declarado Miguel Ángel Soto, responsable de la campaña de Bosques de Greenpeace.

Los incendios forestales suponen el 10% del total mundial de emisiones de gases de efecto invernadero, que provocan más cambio climático y generan un círculo vicioso. Ante esta situación, Greenpeace concluye que es urgente combatir el cambio climático reduciendo drásticamente las emisiones de gases invernadero. Para alcanzar este objetivo, la oportunidad más clara es la cumbre climática mundial que se celebrará el próximo mes de diciembre en Copenhague.

En esta cita, los líderes mundiales de los países desarrollados deben comprometerse a reducir un 40% sus emisiones en 2020 respecto de los niveles de 1990, ya que las emisiones globales deben alcanzar su pico en 2015 y llegar tan cerca de cero como sea posible en el año 2050.

También, los países desarrollados deben aportar 110.000 M€ anuales necesarios para que los países en desarrollo sean capaces de combatir el cambio climático, financiar la protección de los bosques y adaptarse a aquellos efectos que ya son inevitables. Por último, deben establecer un mecanismo financiero para detener la deforestación y las emisiones asociadas en todos los países en desarrollo para 2020 y alcanzar la meta de cero deforestación en el Amazonas, la cuenca del Congo e Indonesia para 2015.

Zapatero no puede seguir parado contemplando el deshielo del ártico, el aumento del nivel del mar o el auge de los grandes incendios” ha declarado Raquel Montón, responsable de la Campaña de Cambio Climático. “El Presidente tiene que aprovechar sus estancias en Nueva York y Pittsburgh para expresar el compromiso claro y nítido de que España se suma al grupo de países que lideran la lucha contra el cambio climático”.

Vía | greenpeace.org