Gobierno y multinacionales, mano a mano, hacia un crac más grave que el del 29

ANTIGLOBALIZACIÓN
El 29 de octubre de 1929 es una de las fechas clave asociada al ‘crac del 29’. Con motivo del 29 aniversario, Ecologistas en Acción alerta de que las políticas del Gobierno y de las multinacionales nos llevan a una crisis mucho mayor, al agravar la crisis ambiental que vivimos.

Estamos en una crisis económica de la profundidad de la del 29. La crisis del 29 no fue una crisis más entre las crisis periódicas del capitalismo, sino una crisis sistémica que marcó el cambio de un ciclo sistémico de acumulación, en la cual la antigua potencia hegemónica, el Reino Unido, dejó paso definitivamente a la nueva, Estados Unidos.

Sin embargo la crisis económica actual se produce junto a una crisis ambiental sin precedentes. Hasta los tiempos actuales, las sociedades humanas habíamos vivido en un planeta que tenía todavía inmensos recursos por explotar y sumideros donde dejar nuestra basura. Esto ya no es así: los recursos se están agotando y los sumideros se están saturando. Ejemplos palmarios de esto son el final de la era del petróleo que estamos viviendo y la dimensión creciente del cambio climático.

Esto implica que no sea posible una transición de hegemonía como la que se produjo en los anteriores ciclos sistémicos de acumulación. Ya no hay una base natural que pueda soportar una nueva salida hacia adelante en forma de crecimiento continuo. La única transición posible es hacia una utilización drásticamente menor de los recursos naturales. Esto se dará de forma ordenada o forzada.

Desde esta perspectiva, las políticas del Gobierno español, que están favoreciendo claramente a las grandes empresas, no están respondiendo al desafío que tenemos por delante. Ecologistas en Acción considera que tienen una mirada totalmente cortoplacista, sin una visión ni histórica ni global, ya que están de espaldas al panorama de crisis ambiental al que nos enfrentamos.

En lo que concierne al cambio climático estas serían algunas de las políticas más desencaminadas:

  • Apuesta por los formatos energéticos más contaminantes. El Gobierno, con el cambio de primas a la energía social fotovoltaica, la ha eliminado del mapa energético español. Así, en 2009 se han instalado sólo 18 MW, mientras el año anterior fueron unos 2.660.

Además, el Gobierno, no sólo no ha cerrado la Central Nuclear de Garoña, sino que mantiene las ayudas al carbón, el combustible cuya contribución al cambio climático es mayor.

  • Acuerdos internacionales sobre cambio climático. España no cumple el Protocolo de Kioto, ni lo va a cumplir sin recurrir masivamente a la compra de derechos de emisión. Pero además, en la negociación interna en la UE (reducción global de emisiones del 20%), ha conseguido poder incrementar sus emisiones hasta un 30% en 2020 respecto a 1990.
  • Plan Estratégico de Infraestructuras de Transporte (PEIT). El PEIT prevé la construcción de 6.000 nuevos kilómetros de autovías y 9.000 de alta velocidad, que incrementarán el impacto del sector que más ha aumentado sus emisiones de gases de efecto invernadero en los últimos años: el del transporte (88% entre 1990 y 2008). Para la alta velocidad, los PGE del 2010 reservan más de 6.200 millones de euros y para nuevas autovías más de 3.400.
  • Medidas de apoyo al automóvil. Según palabras del ministro Miguel Sebastián, España es el país de Europa que más está apoyando a la compra de automóviles y el segundo en ayudas a la industria de automoción gracias a los los 4.170 millones del Plan Integral de Automoción (PIA). Y las ayudas están siendo, fundamentalmente, a automóviles de combustión.
  • Internacionalización de la economía. Una economía que contribuya menos al cambio climático es, necesariamente, una economía más local. Sin embargo, el Gobierno reforzará en 2010 sus instrumentos para internacionalizar la economía: la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (CESCE), y los fondos FAD y FIEX.

En el aniversario del ‘crac del 29’, Ecologistas en Acción concluye que, para evitar una crisis mucho más grave, la economía española debe dar un giro copernicano pasando por encima de los intereses de las multinacionales. Al Gobierno le corresponde la responsabilidad de iniciarlo.

Vía | ecologistasenaccion.org


> Comparte este artículo en:

http://es.wikipedia.org/wiki/Global_Peace_Index