Exhiben 400 animales muertos en Madrid para reclamar sus derechos

400 activistas de Igualdad Animal exhiben sendos animales muertos en la Puerta del Sol, recogidos de contenedores de granjas, para denunciar la “explotación animal” e incitar a la reflexión sobre sus derechos.

 

Los activistas, en absoluto silencio y ataviados con camisetas negras con la leyenda “Igualdad Animal. Activismo por los animales”, han portado en sus manos gallinas, conejos, corderos, cochinillos y pescados, entre otros animales destinados al consumo humano, e incluso un perro.  

Desde 2006, la protesta se realiza en coincidencia con la celebración hoy del Día Internacional de los Derechos Humanos para “hacer visibles a estas víctimas de la industria y del consumo”, ha explicado a EFEVerde una de las portavoces de Igualdad Animal (IA), Concepción Ponti.

“El deseo de vivir -ha subrayado- no entiende de especies”, en consecuencia el principio de igualdad que “nos lleva respetar a otros seres humanos se debe extender para proteger a los animales”.

Igualdad Animal está en contra del uso de los animales, “que igual que nosotros tienen interés en vivir y no sufrir, pero ignoramos sus intereses porque no pertenecen a nuestra especie”.

El acto, que ha contado con la participación de activistas de IA procedentes de distintos países, se ha celebrado simultáneamente en otras capitales del mundo, ha añadido la portavoz de la organización de defensa de los derechos de los animales, que ha contado este año con el apoyo de la Fundación Equanimal.

La protesta en la céntrica Puerta del Sol ha llamado la atención de numerosos viandantes, muchos de los cuales se han parado a curiosear y hacer fotografías, pese al olor procedente de los animales muertos, algunos de ellos congelados.

Durante la protesta, la organización ha repartido folletos en contra de la explotación animal y una pequeña guía con direcciones de restaurantes vegetarianos y veganos en Madrid.

Actualmente, Igualdad Animal tiene presencia en España, Reino Unido, India, Polonia y Venezuela.

EFEVerde, 10-12-11