Evitemos que el asfalto devore a comunidades locales

CIBERACCIÓN
La construcción indiscriminada de autopistas y carreteras es un arma de doble filo. Por un lado se habla de que con las vías llega un supuesto desarrollo, por otro lado surge la pregunta de para quién es ese desarrollo. Lo que sí es cierto es que su construcción implica profundas transformaciones en las que conviene reflexionar mucho antes de planificar su trazado.Salva la Selva apoya con ciberacciones a dos resistencias locales: una en Chiapas, México y otra en la isla de Mallorca, en España. Espacialmente se encuentran muy distanciadas, pero conceptualmente enfrentan al mismo monstruo: el politiqueo alrededor del asfalto, con el que unos pretenden ganar mucho dinero, al tiempo que priorizan a los vehículos por encima de las personas, su territorio y su calidad de vida.

Para conocer más detalles sobre estos casos, sorprenderse con su paralelismo y apoyar a las comunidades y grupos locales, por favor entra a la página web y firma las siguientes acciones:

Además: ¡¡¡Nos están escuchando!!! El grupo de presión de Salva la Selva del que formais parte todos los que firmais las cartas ya asciende a 1.500 personas que participan de las acciones con regularidad. Junto con nuestras páginas web en alemán, inglés y portugués, juntamos miles de firmas para cada caso (hasta 17.000 firmas según el caso). Ayúdanos a seguir creciendo difundiendo las acciones de protesta entre todos vuestros conocidos, familia y amigos.

+ info | Grupo Salva la Selva en Facebook

Vía | salvalaselva.org