Estación Phoenix sin marcha atrás

El equipo popular de gobierno ha recurrido al TSJ la sentencia del juzgado de lo Social número 2 de Elche que condena al Ayuntamiento a indemnizar o readmitir a seis trabajadores que despidió al cerrar la Estación Phoenix, igual que hizo meses atrás con el fallo judicial favorable al otro técnico del centro investigador de la palmera.

El concejal de Recursos Humanos, Antonio Luis Martínez-Pujalte, argumentó ayer que la labor que desempeñaban los trabajadores de la Estación Phoenix no era estable, «era un contrato de obra y servicio y una vez finalizada la obra y servicio se finaliza el contrato».

Como continuó el edil, «la prueba es que no hay ningún departamento que haya asumido esas tareas después, lo que demuestra que no era una labor estable, ese es nuestro argumento y lo vamos a defender», insistió. El juzgado entiende que sí existió vínculo laboral, por lo que condena al Ayuntamiento a readmitirlos o a indemnizarles con el pago de 45 días por año trabajado, cantidades que superan los 266.000 euros.

Los populares explicaron que mantener abierta la Estación Phoenix era un gasto muy elevado y que no estaba generando ningún resultado. Así lo recordó Martínez-Pujalte, y añadió que «al margen de la decisión política, la jurídica es que no era una actividad estable del Ayuntamiento de Elche. Estaban contratados para una obra o servicio y en el momento que desaparece, desaparece también la relación contractual».

Sobre este tema, el concejal socialista Emilio Domenech, manifestó que es necesario que readmitan al personal y que reabran el centro. «No tendrían que haberlos despedido nunca, hay que recuperar la actividad de la Estación Phoenix en materia de investigación en la lucha contra el picudo». Pidió que contribuyan y cooperen con las universidades Miguel Hernández y de Alicante con las lineas de investigación que se están llevando a cabo en laboratorios y en el palmeral.

Según Domenech, la decisión más oportuna sería «readmitirlos y volver a poner en marcha la línea de investigación contra la plaga». Como dijo, «desde que el PP llegó al gobierno ha ido eliminando cualquier iniciativa que funcionara del PSOE, cambiar por cambiar, es la estrategia de Mercedes Alonso y esto había que cerrarlo porque lo puso en marcha el PSOE», añadió.

Domenech argumentó la gran labor de este centro de investigación. «Se puso en marcha una sala para ensayos con palmeras y dátiles en el Hort del Gat, se apostó por el centro de investigación de la palmera, y si no se preocupa Elche de nuestro palmeral, ¿quién lo va a hacer?. Ya sabemos lo que le importa a la Generalitat».

Dinero sin justificar

Recordó que el gobierno valenciano está recibiendo un dineral del gobierno central, que no saben a qué se ha destinado, «y no lo sabemos porque nadie nos explica qué cantidad se destina al Palmeral más importante de Europa». Consideró que es una buena oportunidad para poner en marcha el centro de investigación de la palmera, volver a investigar y hacerlo desde la ciudad en colaboración con las universidades.

«Otra opción es indemnizar, pero si es así los ilicitanos aportaríamos 260.000 euros para pagar un capricho de la alcaldesa, Mercedes Alonso. Legalmente es una opción pero si optan por ello estarían dilapidando esa cantidad cuando se podría sacar provecho y darles trabajo y continuar con la investigación», concluyó.

También Jesús Pareja, del Partido de Elche, consideró que el cierre de la Estación Phoenix fue otro gesto más de «cambiar o retirar algo que hicieron los socialistas» y según su opinión tras la sentencia deberían reabrir y devolver los puestos de trabajo.

Otras organizaciones políticas se refirieron también ayer al fallo judicial que dio a conocer este periódico. La portavoz de Compromís per Elx, Mireia Mollà, afirmó que «la sentencia del juzgado confirma la irresponsabilidad del equipo de gobierno local en materia laboral, pero también su incapacidad y falta de voluntad para la lucha contra el picudo».

Mollà condenó que «Mercedes Alonso acabara con este centro de investigación cuando accedió al gobierno local, despidiera de manera improcedente trabajadores, a los que ahora tiene que admitir o compensar con un importe superior a los 260.000 euros «.

Por su parte, desde Republicanos Elx lamentaron «el desprecio de la alcaldesa por la Estación Phoenix». Hace unos días criticaron que el Ayuntamiento estuviera «vendiendo humo» con su nuevo plan para combatir el picudo rojo. Tacharon esta actitud de «hipócrita».

Asimismo, CC OO solicitó la reapertura del centro de investigación, posibilidad que el PP no contempla. Como explicaron en un comunicado, «son ya dos las sentencias que señalan que el despido de los siete trabajadores es improcedente, pero por desgracia es el gobierno municipal quien decidirá si se readmiten o se indemniza». Desde CC OO solicitaron que los trabajadores sean readmitidos a la vez que «se depuren responsabilidades».