Elche logra 660.000 m3 de agua de la depuradora de Arenales para conservar el Clot de Galvany

El Ayuntamiento de Elche ha logrado la autorización de la de la Confederación Hidrográfica del Júcar para utilizar 660.000 metros cúbicos anuales de agua de la Estación Depuradora de Arenales (EDA) para el mantenimiento de las charcas del Clot de Galvany.
El portavoz de la Junta de Gobierno Local, Pablo Ruz, destacó que “durante cinco años, desde que existe la depuradora de Arenales, hemos tenido que utilizar el agua de manera irregular y alegal, lo que conllevaba al Ayuntamiento a pagar una multa de 90.000 euros anuales por cada trasvase”.
Con ello, tras haber conseguido este permiso, el Ayuntamiento, a través de la Confederación Hidrográfica del Júcar, no tendrá que asumir la sanción anual correspondiente y podrá utilizar de forma legal las aguas depuradas para usos no agrícolas y destinarlas al mantenimiento y consolidación del paraje natural, así como al cuidado de sus múltiples charcas.
“Gracias a unas gestiones que ha realizado la alcaldesa en el Ministerio, después de detectar la penalización, el Ayuntamiento podrá ahorrarse 90.000 euros al año por una actividad que tan sólo requería conseguir el permiso, y así poder emplear esta cantidad en otras acciones”, señaló Pablo Ruz.
Según el portavoz de la Junta de Gobierno Local, esta sanción se venía imponiendo al Consistorio ilicitano desde que está construida la Estación Depuradora de la pedanía de Arenales.