El picudo rojo pone en riesgo el Palmeral protegido por la Unesco

> El Ayuntamiento detecta una palmera datilera enferma en El Pla y otra canaria en el núcleo urbano de la pedanía de La Marina.

Una palmera datilera fue retirada ayer del entorno del polideportivo de El Pla por estar infectada de picudo rojo. Se trata del segundo foco que ha detectado el Ayuntamiento en el casco urbano de la ciudad desde que se declarara la plaga en el término municipal ilicitano, y el primero que afecta a una palmera datilera, ya que en la primera ocasión se trataba de una palmera canaria que se encontraba en el recinto del antiguo Cuartel de la Guardia Civil.

En el casco urbano de la pedanía de La Marina, frente a la iglesia, también se ha detectado una segunda palmera enferma de picudo, en este caso una canaria, que, al igual que la hallada en el sector quinto de la ciudad, fue cortada y retirada por parte de la empresa Tragsa, a la que la Generalitat le tiene encomendadas estas tareas.

El equipo de gobierno no ocultaba ayer el desasosiego que le produce la situación. El disgusto era evidente en el concejal de Mantenimiento, José Manuel Sánchez, quien admitió que el equipo de gobierno se siente en la lucha contra el picudo rojo como “David contra Goliat. Si el Ayuntamiento pudiera poner una campana de cristal sobre el Palmeral histórico, la pondría”, indica el edil, quien considera que la extensión de la plaga en municipios limítrofes como San Fulgencio, Orihuela y Crevillent acorrala a Elche.

El responsable municipal de Mantenimiento señala que “aquí podemos fumigar todos los días, pero más pronto que tarde tendremos un problema, porque en esos municipios no se está haciendo nada. Estamos rodeados por completo”, dijo Sánchez, quien opina que “la desidia de la Generalitat en la lucha contra la plaga en los municipios cercanos hacer infructuoso el enorme esfuerzo que realizamos desde el Ayuntamiento en el control del Palmeral histórico”.

El edil se mostraba ayer desesperanzado y reconoce que hay riesgo para el Palmeral histórico de verse afectado por el picudo rojo. “Por desgracia es cuestión de tiempo”, dijo José Manuel Sánchez, quien reclama “una actuación coordinada”, porque mientras no la haya, “el Palmeral está en riesgo. Por ello insistimos tanto en la necesidad de que la Generalitat convoque de forma urgente el Patronato del Palmeral”, así como que abone al Ayuntamiento los tres millones de euros que lleva gastados en la lucha contra el picudo rojo en Elche.

Sánchez tuvo duras palabras para la oposición, por las críticas que se le han realizado en las últimas semanas con respecto a la fumigación con productos prohibidos y la no señalización de la fumigación con cartelería. “Los concejales populares de Elche aún tienen la desvergüenza de salir a la palestra para criticar la actuación del Ayuntamiento en la lucha contra el picudo. Lo que tienen que hacer es ponerse a trabajar para que sus compañeros de la Generalitat actúen de forma urgente, porque el Palmeral histórico ilicitano está en serios riesgo”.

Vía | diarioinformacion.com