El picudo afectó a 7.200 palmeras de la Comunidad Valenciana en 2011

La plaga del picudo rojo afectó a 7.200 palmeras en la toda la Comunidad Valenciana en 2011 y obligó a destruir 7.056 de esos ejemplares infestados porque su grado de afectación las hacía irrecuperables, mientras que en las 144 restantes se aplican tratamientos para tratar de recuperarlas, según datos facilitados desde la Generalitat Valenciana.
En 2009, la Comunidad Valenciana percibió 1.367.500 euros para combatir esta plaga, en 2010 esa cuantía ascendió a 2.250.000 euros y, en 2011, disminuyó hasta un total de 684.250 euros, de acuerdo con lo decretado en la conferencia sectorial pertinente.
Según las mismas fuentes, es la propia comunidad autónoma quien distribuye entre las distintas provincias la financiación del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente según las necesidades en la lucha contra el picudo rojo de las palmeras.
En un escrito, fechado el 26 de abril, el Gobierno asegura que el departamento de Miguel Arias Cañete “tiene previsto colaborar” en los planes de acción que se establezcan para la erradicación del picudo rojo de las palmeras en el territorio español, “siempre que la erradicación sea un objetivo alcanzable” de acuerdo con la información suministrada por la comunidad autónoma correspondiente.
Del mismo modo, se precisa que la colaboración financiera “estará en función de la dotación presupuestaria prevista en la línea de lucha contra plagas”, una vez aprobada la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2012.
En 2007, la Comisión Europea decidió adoptar medidas de emergencia para evitar la introducción y propagación en la Comunidad de Rhynchophorus ferrugineus (Olivier) y, en 2010, estableció las pautas a seguir para la erradicación de esta plaga, en un documento en el que se determina la obligación de establecer planes de acción para la erradicación o contención de la misma.
Por su parte, el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino -hoy Ministerio de Agricultura Alimentación y Medio Ambiente-, elaboró en septiembre de 2010 unas Directrices Generales para la elaboración de planes de acción para el control del picudo rojo de las palmeras, que ha entregado el Ejecutivo estatal a las comunidades autónomas para “armonizar” los planes de acción que se establezcan.