El Parque Empresarial de Torrellano crecerá casi un millón de m2 hacia la ciudad

El Ayuntamiento apuesta por su ampliación «natural» y encarga a Pimesa que elabore un estudio sobre el proyecto.

En marzo de 2010 el Ayuntamiento puso sobre la mesa la tercera ampliación del Parque Empresarial de Torrellano, con 1,8 millones de metros cuadrados de superficie. Su crecimiento estaba orientado por un lado hacia la ciudad con un espacio eminentemente empresarial e industrial, y por entre entre la Vía Parque y la autovía AP-7 con un área terciaria, de ocio y servicios, una zona residencial y un espacio de reserva para lo que se denominó entonces actividades empresariales estratégicas. La Entidad Pública Empresarial del Suelo (Sepes), había dado el visto bueno a su colaboración en el proyecto.
De aquella iniciativa, el actual equipo de gobierno municipal retomará el crecimiento del Parque Empresarial hacia la ciudad, con una superficie de entre 500.000 y un millón de metros cuadrados. «Es su ampliación natural», explicó el concejal de Urbanismo, Vicente Granero, que descartó actuar en la zona norte.
Sobre su desarrollo, señaló que se estudiarán las posibles fórmulas, como los aprovechamientos urbanísticos llegando a acuerdos con los propietarios del suelo. «Es algo que tenemos que ver», dijo.
La empresa municipal Pimesa, como destacó, esta trabajando en la puesta en marcha de suelo para actividades económicas «de ideas que puedan ser realizables». Los cambios normativos promulgados desde la Generalitat «pueden facilitar el desarrollo rápido de suelo industrial», o de iniciativas a través de las actuaciones territoriales estratégicas.
Fundamental
Para Granero, la ampliación del Parque Empresarial es una actuación «fundamental». Pimesa debe ahora determinar las líneas de actuación dentro del nuevo modelo que pretende potenciar el Ayuntamiento para mejorar la competitividad de las empresas de la ciudad. Se basa principalmente en conceptos como la innovación, la diversificación de la actividad económica, la reindustrialización de los sectores productivos, la cooperación empresarial o la internacionalización de las empresas.
El Ayuntamiento aseguró que está negociando con media docena de firmas de envergadura, interesadas en implantarse en la ciudad a corto y medio plazo.
Al mismo tiempo, la empresa municipal busca 200.000 metros cuadrados para un nuevo polígono industrial, «algo más económico» para seguir atrayendo a inversores. El edil de Urbanismo aseguró que el proceso «está bastante avanzado», aunque eludió hablar de la zona que podría ser la elegida para desarrollar este proyecto.
Se trata de una extensión superior a la del Parque Agroalimentario La Alcudia, que se encuentra junto a la carretera de La Hoya, y que se considera lo suficientemente atractiva a corto plazo. Para captar empresas se ha renovado la página web, como herramienta para vender la imagen de la ciudad. Cualquier interesado dispone de una amplia información sobre la política de suelo para actividades económicas y con el Plan de Impulso de la Economía Ilicitana. Un posible inversor quiere conocer la ciudad en la que estudia implantarse.
El término municipal ilicitano, de acuerdo con los datos de que dispone Pimesa, cuenta además con cerca de 51.000 metros cuadrados en suelo suelo urbano consolidado, además de 544.000 en suelo urbanizable recepcionado y cerca de 750.000 en suelo urbanizable no recepcionado.
Fuente: La Verdad