El mercurio contrarresta los beneficios del ácidos omega-3

> El impacto negativo en la presión arterial causado por altas cantidades de mercurio contenidas en los pescados marinos puede anular los efectos cardio-protectores de nutrientes como los ácidos grasos omega-3, según los autores de un nuevo estudio.

Los científicos que participaron en la investigación, cuyos resultados fueron publicados en la revista Hypertension, de la Asociación Americana del Corazón, comprobaron que la alta concentración de mercurio en los alimentos que consumen los peces eleva la presión arterial y la frecuencia cardíaca.

El estudio, coordinado por Eric Dewailly, de la Universidad Laval, fue realizado en la población de Nunavik, al norte de la provincia de Québec, Canadá. Se evaluaron 732 adultos (413 mujeres y 319 hombres) con una edad promedio de 34 años, informó Terra.

Los investigadores excluyeron del estudio a los habitantes que estaban tomando medicamentos para la presión arterial alta.

Básicamente, la dieta tradicional de los pobladores de la región estudiada se basa en el pescado.

Durante la investigación, el equipo de científicos observó que un incremento del 10% en la cantidad de mercurio en la sangre eleva en 0,2 mm/hg la presión arterial sistólica.

“Sabemos que la exposición crónica a bajas concentraciones de mercurio ambiental aumenta el estrés oxidativo lo que, indirectamente, puede aumentar la presión arterial”, explicó Dewailly.

Los ácidos grasos omega-3 son conocidos por sus beneficios para la salud del corazón.

“Los resultados sugieren que comer grandes cantidades de especies de pescado que contienen altas concentraciones de mercurio, como los grandes predadores (atún, pez espada, tiburón, etc.) no es una buena idea para la salud”, agregó el coordinador de la investigación.

La Asociación Americana del Corazón recomienda el consumo de pescado por lo menos dos veces por semana, en especial de especies grasas, como la sardina, el arenque y el salmón, que tienen altas cantidades de ácidos omega-3.

Vía | fis.com