El Ayuntamiento prevé peatonalizar nuevas calles y reducir la velocidad

La Concejalía de Tráfico perfila un programa de intervención en el centro urbano que también contempla dejar algunas vías sólo para la circulación de los vehículos públicos.

Reducir la velocidad actual en algunos viales, convertir otros en semipeatonales permitiendo sólo el tránsito de vehículos públicos (taxis, transporte público urbano o coches de emergencias y auxilios, etc.) y peatonalizar nuevas calles, forma parte del plan en estudio por parte de la Concejalía de Tráfico para aplicarlo en una zona del centro urbano de Elche que estaría comprendida inicialmente entre la calle Ángel, Centro de Congresos, centro histórico y hasta alcanzar el área del Parque Municipal y de Candalix.

El concejal de Tráfico y Transportes, Antonio Amorós, comentó ayer esta iniciativa, coincidiendo con el anuncio de la aprobación el próximo viernes del Consejo Municipal de Movilidad Sostenible y de Transporte. Amorós indicó que “hay que hacer un estudio pormenorizado para ver qué calles podrían acoger sólo tráfico y transporte público y cuáles podrían ser totalmente peatonales. Hay también que tener en cuenta que en el centro urbano hay aparcamientos y vados que condicionan la elección de las diferentes alternativas”, según manifestó a los medios informativos.
Limitar la velocidad en las llamadas “Zona 20” y “Zona 30” es otra de las medidas que inicialmente se ha marcado la Concejalía de Tráfico para aquellas calles del centro que no registren un nivel de circulación elevado y las calles sean estrechas. El objetivo es mejorar la seguridad vial aplicando una velocidad máxima inferior a la máxima permitida actualmente, adaptando la velocidad a las circunstancias de cada lugar. Esta medida, por ejemplo, se aplicaría en calles en las que puedan realizarse adaptaciones urbanísticas en aceras. La señalización y la plantación de arbolado complementarían la adaptación del espacio urbano.

El entorno del edificio de La Calahorra podría ser un espacio susceptible de aplicar esta nueva limitación de velocidad, según ha anunciado el concejal, mientras que la calle Trinquet (que sale, precisamente, por un lateral de La Calahorra) es una de las que más opciones parecer tener para llevar a cabo su peatonalización.

El concejal Antonio Amorós afirmaba ayer que el “Ayuntamiento tiene un claro compromiso de recuperar espacios de la vía pública ocupados por los coches y las motocicletas, de ahí que se haya decidido constituir el citado consejo municipal sobre movilidad sostenible.

Por otro lado, Amorós anunció que del 16 a 22 de septiembre se celebrará en Elche una semana de la movilidad, con exposiciones sobre la bicicleta, charlas, proyecciones, etc. En estos días, como preludio a este plan que se quiere implantar lo antes posible, se cerrará unos días la Corredora y se organizará un marcha en bici.

Vía | diarioinformacion.com