El Ayuntamiento meterá 15.000 palmeras en el vivero fitosanitario para librarlas del picudo

Mientras en sus huertos y viveros el Ayuntamiento tiene repartidos cerca de 15.000 ejemplares de palmeras en macetas, para cubrir cualquier repoblación, en el vivero fitosanitario levantado junto al Pont del Bimillenari solo se habían dispuesto un millar. Así lo pudo comprobar recientemente el concejal de Parques y Jardines, Manuel Rodríguez, que ha decidido recuperar el recinto para que albergue todos los ejemplares posibles y protegerlos de la plaga del picudo rojo que está afectando al Palmeral ilicitano.

Fue una de las principales actuaciones previstas en 2009 por la concejalía de Parques y Jardines, dentro de las iniciativas que desde el departamento se estaban llevando a cabo para luchar contra la plaga del picudo rojo. Sobre todo porque permitía disponer de un espacio seguro con palmeras sanas, que de este modo iban a estar completamente a salvo de cualquier plaga -además de la del picudo, también de la paysandisia-, y que después podían ser utilizadas para las repoblaciones de los parques y las zonas verdes municipales que fueran necesarias.
Sobre una superficie que ronda los 10.000 metros cuadrados, se acondicionó un vivero con mallas vectoriales que únicamente permitían la entrada de la luz y del agua. En el interior se habilitaron compartimentos estancos, y se instaló una doble puerta de seguridad.
Los ejemplares se introducían en una primera zona de cuarentena donde primeramente se procedía a su fumigación y a su observación, antes de introducirlas en el siguiente nivel. No se abría una puerta sin antes cerrar la otra.
El vivero fitosanitario entró en funcionamiento oficialmente en el verano de 2009, y en principio se plantaron 1.500 palmeras de acuerdo con los datos que en esos momentos facilitó la concejalía. Sin embargo, el edil Manuel Rodríguez comprobó hace unos días, como explicó, «que el vivero no estaba siendo aprovechado». Sobre todo porque mientras en el Huerto de la Molinera se disponía de 13.000 ejemplares, o de 1.400 en el Huerto de San Antón, «en el vivero fitosanitario sólo había un millar».
Reposición
Por eso ha ordenado que se proceda al traslado de los ejemplares disponibles al vivero junto al Pont del Bimillenari. La nueva campaña de lucha contra la plaga del picudo puesta en marcha por el Ayuntamiento y la conselleria de Agricultura -que ha colocado en el campo ilicitano nuevas trampas para infectar el insecto con parásitos y reducir la población-, comprende la posibilidad de reponer cada palmera que haya que arrancar por culpa de la plaga, con otra de los viveros municipales.
La concejalía tiene previsto regalar a los propietarios de palmeras un ejemplar para su plantación en la propiedad donde haya sido eliminada, mientras que se intensificará la detección y retirada de ejemplares afectados de forma gratuita. «Esas palmeras del vivero nos permitirán reponer donde haya que eliminar el ejemplar, y seguro que nos los van a solicitar», indicó.
Manuel Rodríguez insistió en que el vivero fitosanitario «estaba siendo poco utilizado» a pesar de la inversión que el anterior equipo de gobierno había realizado en su momento, y sobre todo en que precisamente pese a lo que se había gastado, «no dispone de climatización para poder mantener en el interior una temperatura constante».
Del mismo modo, según explicó el concejal, no todo el vivero dispone de red de riego para el mantenimiento de las palmeras, por lo que habrá que proceder a su instalación.
El concejal de Parques y Jardines aseguró que el Ayuntamiento ha puesto ahora sobre la mesa «un plan ambicioso» contra el picudo rojo, y que «hay que agradecer a la conselleria de Agricultura su implicación en el tema porque está arrimando el hombro».
Recalcó que la plaga «es un problema de todos», incluidos viveristas, cultivadores y agricultores, y que si incluso fuera necesario ir a Bruselas para reclamar medidas a la Unión Europea, «debemos ir todos juntos».
Diario “La Verdad”, 23-01-12