El Ayuntamiento impulsará un banco de tierras para potenciar los cultivos del Camp d´Elx

La Junta de Gobierno Local dio ayer luz verde a un banco de tierras en el término municipal ilicitano que permitirá poner a disposición de la iniciativa privada terrenos de particulares que, hasta la fecha, permanecen sin actividad agrícola y que pueden ser rentables económicamente. De hecho, en la moción presentada ayer se califica el proyecto de “pionero” en la provincia y, por tanto, aspira a convertirse en modelo para otras localidades.
El concejal de Empresa y Empleo, Luis Ángel Mateo, explicó que el banco de tierras permitirá poner a disposición de los interesados entre uno y tres millones de metros cuadrados, en zonas como Valverde, La Hoya, Ferriol, El Molar y el entorno donde los anteriores equipos de gobierno proyectaron el polígono industrial Porta d’Elx, después de que los actuales gestores hayan manifestado una y otra vez que, al menos por ahora, se descarta la puesta en marcha de este parque empresarial en ese punto.
Con ello, según señaló el edil, “lo que se busca es fomentar la comercialización de todos los productos que ofrece nuestro campo a través de distintas acciones que se llevarán a cabo con la Lonja o con las principales cooperativas exportadoras de productos agrícolas, así como incrementar la producción del Camp d’Elx a través del fomento del emprendimiento en el sector primario”. En esta línea, Luis Ángel Mateo indicó que la iniciativa se acompañará de distintas campañas de promoción del Camp d’Elx y de los productos que ofrece. Al mismo tiempo, según señaló, “creemos que puede ayudar en la formación en este sector, donde tenemos homologados distintas familias en materia agraria, como la agricultura ecológica, el viverismo o la agricultura convencional”.
Para ello, el Ayuntamiento pondrá en marcha una base de datos de carácter público con las parcelas aptas para la explotación agrícola, ya sean cultivadas o cultivables, siempre y cuando así lo soliciten los propietarios. Para ello, tendrán que dar datos del estado de la finca, la superficie, si dispone de sistema de riego localizado, y si cuenta con cultivos. La baja, además, se tendrá que cursar mediante un formulario. Por su parte, los demandantes de terrenos presentarán una instancia en la que detallarán la pedanía o zona en la que están interesados, la superficie mínima y qué modalidad de cultivo quieren poner en marcha en esas fincas.
Finalmente, el responsable municipal de Empresa y Empleo recordó que la iniciativa nació de la mesa sectorial de agricultura en Elche, un foro donde están representados prácticamente todos los colectivos agrarios ilicitanos.