El Ayuntamiento aportará medios para proteger el Huerto del Cura del picudo rojo

Más de una docena de propietarios de parcelas privadas en el Palmeral histórico colaborarán en la campaña municipal de tratamientos.

«Tenemos un plan trazado, estamos actuando contra el picudo rojo, y no cruzados de brazos esperando a que venga». La campaña iniciada por el Ayuntamiento para ‘blindar’ el Palmeral histórico del picudo rojo, ha dado un paso más adelante con la planificación de las pulverizaciones que se acometerán próximamente en los huertos privados. El concejal de Parques y Jardines, Manuel Rodríguez, confirmó que al menos una docena de propietarios ya han confirmado su colaboración con el Ayuntamiento en la campaña contra la plaga, entre ellos los responsables del Huerto del Cura.
El emblemático enclave ilicitano, declarado jardín artístico nacional, cuenta con una superficie de unos 13.000 metros cuadrados en los que hay un millar de palmeras datileras. Uno de sus principales iconos es la Palmera Imperial, ejemplar con siete hijuelos simétricos que surgieron del tronco cuando la palmera madre tenía 30 años, algo inusual ya que suelen salir 15 o 20 años antes . Tiene aproximadamente 167 años y es un ejemplar único en el mundo.
Para las pulverizaciones en los huertos privados ubicados dentro del radio de protección de 3,3 kilómetros -como el edil trasladó a los asistentes a la reunión que se mantuvo el pasado día 17 en el centro de congresos-, el Ayuntamiento se encargará de aportar la maquinaria y el producto para la aplicación de los tratamientos.
Los propietarios de dichos huertos deberán sufragar el coste del alquiler del camión pluma con brazo articulado de diez metros de altura, desde donde se procederá a la aplicación del producto en el ápice de las palmeras de más de seis metros. Manuel Rodríguez destacó la importancia de la colaboración entre el Ayuntamiento y el Huerto del Cura «ya que estamos hablando de un lugar emblemático, el huerto por excelencia». El edil confía en que poco a poco se vayan sumando más propietarios a la iniciativa del Ayuntamiento.
El plan de choque de tratamientos contra el picudo rojo se puso en marcha el 15 de marzo con la aplicación de los tratamientos en los ejemplares del Parque Municipal. Desde entonces se ha ido procediendo a tratar las palmeras que se encuentran dentro del radio de protección de 3,3 kilómetros que tiene como centro el Palacio de Altamira. En los espacios públicos las palmeras de menos de seis metros de altura se están protegiendo con las cuatro pulverizadoras de que dispone el Ayuntamiento, mientras que para tratar las de más de seis metros se emplea la grúa con un brazo articulado .
Ya se han tratado los ejemplares de ocho huertos de propiedad municipal, así como las palmeras de diez colegios durante las pasadas vacaciones de Semana Santa, En aquellos donde no se ha podido actuar se extremará la vigilancia.
Investigación
Con respecto al último producto con el que está trabajando el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (Ivia), para luchar contra la plaga del picudo rojo, Manuel Rodríguez, que estuvo presente en la reunión celebrada en el centro social de Las Bayas, señaló que «la investigación tiene que dar resultado, hay que valorarlo y ponerlo en funcionamiento».
El sistema de prevención, basado en una técnica de liberación del insecticida introducido en microcápsulas , está siendo probado en tres viveros del término municipal ilicitano. Los técnicos del Ivia han comprobado que es eficaz al entrar el insecto en contacto con el producto, aunque todavía queda camino por recorrer para comenzar con su aplicación.
Según indicó el concejal de Parques y Jardines, «hay que valorar lo que se está haciendo», pero en todo caso «es la conselleria la que nos tiene que trasladar el uso del insecticida. Hay que esperar».
Lo más importante, en su opinión, es que se está investigando en Elche, «y que nuestra ciudad debía haber sido antes el centro de la experimentación como lo está siendo ahora».
Los tratamientos se están llevando a cabo con imidacloprid «está teniendo eficacia», en los focos localizados se están empleando nematodos «y todo lo que vaya llegando se empleará». El edil insistió en que «seguiremos trabajando para proteger nuestro Palmeral histórico».

CRONOLOGÍA

Febrero. La concejalía de Parques y Jardines propone un plan de choque para frenar el picudo.
Marzo. Las fumigaciones contra el picudo abarcarán tres kilómetros en torno al Palmeral histórico.
Abril. La concejalía traslada a los propietarios de huertos privados ubicados dentro del radio de protección las medidas puestas en marcha contra el picudo.
Fuente: La Verdad