El Ayuntamiento abre expediente a las obras de la ladera por el retraso en su ejecución

La ejecución del proyecto de revitalización del cauce del Vinalopó, en el tramo comprendido entre el puente del Ferrocarril y el del Bimil·lenari, incluido dentro del segundo Plan E y con una inversión de 3,3 millones de euros, ha estado acompañado desde el principio de un sinfín de complicaciones, divergencias entre las partes implicadas y multitud de retrasos, con algún que otro parón en los trabajos. Así, en un primer momento se habló del 31 de diciembre del pasado año, luego del 30 de junio, finalmente de septiembre y ahora se dice que todo estará acabado en “cuestión de semanas”. Todo ello, al final, ha llevado a que el Ayuntamiento haya abierto un expediente interno sobre la obra, según confirman desde el equipo de gobierno.
Fuentes municipales insisten en que este informe, elaborado por los técnicos municipales, “se resolverá en su momento”, aunque por ahora está en estudio y en fase de recopilación de información, y que la empresa también podrá aportar su documentación y las alegaciones que crea oportunas, y añaden que es un procedimiento que se sigue “con muchas obras públicas”. Además, aunque parece que incluso se ha llegado a alertar de la posibilidad de imponer una sanción a la mercantil por las demoras acumuladas, desde el Gobierno municipal afirman que “no hay ninguna multa por el momento”, y comentan que “este tema ya se resolverá cuando esté cerrado el expediente, pero no tiene por qué llevar aparejado una sanción”.

Varios plazos
El Ministerio de Administraciones Públicas concedió una prórroga que se cerraba el pasado 30 de diciembre para finalizar el proyecto. Sin embargo, para ese entonces, las obras no habían hecho más que comenzar. Poco después, en febrero, desde el equipo de gobierno, con su concejal de Ordenación Urbana e Infraestructuras, Vicente Granero, a la cabeza proclamaron por activa y por pasiva que las labores concluirían para el 30 de junio, gracias a la nueva prórroga que, según afirmó, les había autorizado el Gobierno central. A estas alturas, los trabajos ya se habían paralizado en alguna que otra ocasión, el propio Granero hablaba de “desavenencias entre la dirección de obra y la empresa constructora porque existía una indefinición en esta obra que ganó el concurso para este proyecto”, e incluso se comprometía a que el Ayuntamiento haría un control periódico de la ejecución para que acabara en junio. A ello, como subrayó varias veces, se sumaron imprevistos de última hora, como canalizaciones de agua y telégrafos con las que no se contaba.
El mes de junio también pasó y, lejos de acabar, los trabajos continuaban con el montaje de las dos pasarelas o la plantación de la vegetación. Una vez más, se volvió a dar una nueva fecha, que se cumplía el pasado mes de septiembre, y, una vez más, el plazo se “quebrantó”. Ahora, según señalan desde el equipo de gobierno, el fin del proyecto se fija a principios de noviembre, mientras que se continúa trabajando en la puesta a punto de las dos pasarelas que unen los dos márgenes del río o de la vegetación pendiente. De hecho, a día de hoy algunos de los árboles que se plantaron este verano ya se han secado, por lo que también deberán ser repuestos antes de que concluya la ejecución del proyecto.

Prórroga
Desde el Ayuntamiento de Elche insisten en que cuentan con la prórroga del Gobierno central, que lo que se está haciendo es apurar los plazos que se establecen para la revisión de la obra, y subrayan que hay otros muchos municipios que se encuentran en la misma situación de Elche. Por ello, descartan que, al final, el Ayuntamiento se pueda ver obligado a devolver los 3,3 millones de euros recibidos y a pagar una multa, como ya sucedió con el antiguo convento de la Merced el año pasado.
No obstante, el acta de la Junta de Gobierno Local del pasado 11 de mayo -a la que a la que se llevó un expediente con los nuevos costes que no figuraban en el proyecto inicial, aunque sin que eso supusiera un incremento del contrato originario- reflejaba el acuerdo de “condicionar la aprobación de los precitados precios contradictorios a la obtención de la prórroga solicitada al director general de Cooperación Local, en virtud del acuerdo de la Junta de Gobierno Local de fecha 25-11-2011, pendiente de autorización a fecha de hoy”.