El AVE amenaza acueductos del siglo XVIII

Las obras del AVE amenazan uno de los parajes naturales más bellos de nuestra zona y que Elche comparte con Aspe. Un paraje por donde discurre la antigua canalización que trajo por primera vez el agua para beber a la ciudad gracias al esfuerzo del Obispo Tormo en el siglo XVIII. Los acueductos más monumentales de esta infraestructura hidráulica propiedad del ayuntamiento podrían desaparecer.

En estos barrancos hay manantiales naturales, piedras de gran valor paisajístico como ésta por su gran parecido a la Dama de Elche y sobre todo un patrimonio monumental propiedad del ayuntamiento de Elche, los acueductos de cinco y cuatro ojos. Estos acueductos forman parte de la vieja canalización que en el siglo XVIII se construyó a instancias del Obispo Tormo para traer por primera vez a la ciudad el agua potable. Ahora, todo este patrimonio está amenazado por las obras del AVE cuyo trazado discurre muy cerca de estos parajes. Es por ello que ilicitanos como Vicente Arabid han emprendido campañas para dar la voz de alarma y evitar su desaparición. Arabid ha señalado que se ha reunido con el concejal de medio ambiente para dar a conocer el paisaje y patrimonio amenazado por las obras del Ave con el fin de arrancar un compromiso de las administraciones para preservarlo.

Vía | infoexpres.es